www.madridiario.es
Concentración en Las Tablas por la construcción de un instituto público
Ampliar
Concentración en Las Tablas por la construcción de un instituto público (Foto: Asociación de Vecinos de Las Tablas)

Familias de Las Tablas se manifiestan para exigir la construcción del instituto prometido

sábado 13 de febrero de 2016, 19:08h
Cientos de familias se han manifestado en Las Tablas para exigir a la Consejería de Educación que "cumpla su compromiso" de construir este año un instituto en Las Tablas y terminar el IES Manuel Fraga de Sanchinarro, al que tienen que desplazarse los 300 estudiantes de secundaria por no existir ninguno en el barrio. También han asistido profesores, vecinos e incluso algunos políticos de todos los partidos, "excepto del partido Popular", destaca Jorge Marín, miembro del AMPA del colegio Gabriela Mistral.

Se han concentrado junto a la parcela donde este mes de enero deberían haber empezado las obras de construcción del Instituto de Las Tablas, tal y como les prometió el viceconsejero de Educación, Manuel Gómez Pérez, en marzo del año pasado. En aquella reunión, recuerda Marín, les garantizaron que en 2016 se terminarían las obras del Instituto Manuel de Fraga y se comenzaría la construcción de un nuevo IES en el barrio. "Lo único que han hecho es hacer unas pequeñas obras en el instituto Manuel de Fraga para salir del paso" y en diciembre les informaron de que este año, finalmente, “no se construiría el instituto”, lamenta Marín. Claro que “el exvicenconsejero está ahora imputado por la Púnica”, añade.

Los vecinos y podres de los distintos centros afectados volvieron entonces a ponerse en contacto y concertaron una reunión para el pasado 9 de febrero con la directora del área territorial de Madrid, Belén Aldea. "Nos la anularon porque al parecer tenía una cita médica", explica con cierta indignación Marín, que destaca que "no nos han dado todavía otra fecha". En cualquier caso, no quieren hablar con ella "porque nunca nos soluciona nada", protesta. Quieren hablar directamente con los consejeros. Precisamente en ese sentido, en la concentración de hoy han vuelto a firmar una carta dirigida a la propia consejería para que les atiendan.

Ante esta situación, "nos sentimos como desde hace diez años", resume Marín. Y es que llevan ya una década reclamando lo mismo y cada año la Comunidad les hace promesas que nunca se cumplen. "Es una sensación de mareo constante", lamenta este padre, que está convencido de que "sólo abrirán un instituto cuando ya no puedan seguir amontonando a los chavales".
Por todo ello, los padres de los escolares de Las Tablas han acordado diversos actos de protesta, como la entrega de más de 2.600 cartas dirigidas al actual consejero de Educación, Rafael Van Grieken, trasladando su preocupación por la situación de la educación secundaria en un barrio que, a pesar de tener cuatro colegios públicos de primaria, no cuenta con ningún instituto de educación secundaria.

Desde las AMPAS del barrio recuerdan que hay varios colegios privados "funcionando a pleno rendimiento" y, según Marín, la sensación es de que les están "forzando" a que sus hijos vayan a esos centros. Colegios privados, por otra parte, que tienen unas instalaciones "estupendas, algunos incluso con jacuzzi", mientras que en los públicos "los niños están en el barro", critica. Ellos no piden jacuzzis, "sólo quieren que sus hijos puedan estudiar en un centro público cerca de casa, en buen estado y sin estar hacinados". Más de 300 alumnos tienen que desplazarse hasta el instituto de Sanchinarro por la falta de un centro de secundaria en el barrio, “y cada año serán más”.

Por eso a la manifestación del sábado no sólo han asistido los afectados por la situación, es decir, los padres con hijos en el instituto o en edad de acceder el próximo año, sino que se han juntado "los 5 colegios públicos del barrio" para dar visibilidad también a otras demandas educativas que siguen sin recibir respuesta alguna, como la “masificación” dentro de los propios centros de primaria. "Algunos colegios tienen las aulas hasta arriba y nunca ofertan plazas suficientes para toda la demanda que hay", explica Marín.

Hay centros, como el colegio Josep Tarradellas, que todavía no tiene alumnos de 5º y 6º y, sin embargo, ya no tiene aulas disponibles, físicamente hablando, por el exceso de demanda que hay. Algo similar ocurre en el Blas de Lezo, que cada año tiene más niños pequeños pero todavía tiene las obras a medias. Se trata, en genral, de "situacionesque la Comunidad siempre lleva al límite", denuncia Marín. Como ejemplo de esas stuaciones extremas cuenta el caso de su hijo mayor, que estudia en el instituto de Sanchinarro: "Cuando llueve, no tienen sitio para hacer educación física y a veces la profesora les pone a cantar", narra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios