www.madridiario.es
Movilización vecinal contra el macroparking
Ampliar
Movilización vecinal contra el macroparking (Foto: Vecinos de Retiro)

Macroparking en el Hospital Niño Jesús: entre la necesidad y el descontento vecinal

Por Fernando Rodríguez
lunes 26 de septiembre de 2022, 07:54h

Cuatro plantas soterradas y hasta 808 plazas, 327 de uso exclusivo para profesionales. Tras muchas idas y venidas, el próximo 3 de octubre arrancarán finalmente las obras del Plan Director que incluye la construcción de un macroparking bajo el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, en el distrito madrileño de Retiro, tras la adjudicación de las obras el pasado mes de mayo. Aunque aún se desconoce la fecha concreta en la que darán comienzo las labores bajo rasante, la primera fase del proyecto comenzará con la demolición del edificio en ruinas anexo al centro, que será sustituido por un nuevo bloque de 9.330 metros cuadrados. La intención es que la nueva construcción albergue consultas externas, además de servir para el desarrollo de labores de docencia e investigación. Con vistas al futuro, se plantea también un nuevo bloque quirúrgico, una nueva unidad de Radiología y de Reanimación y un parque verde de más de 10.000 metros cuadrados. "Nos llena de ilusión. Esta importante ampliación va a posibilitar seguir con la atención de excelencia pediátrica que nos caracteriza desde hace más de 140 años", apuntan fuentes hospitalarias.

Lejos de celebrar el inicio de los trabajos, vecinos del barrio, miembros del AMPA del CEIP Escuelas Aguirre, muy próximo a la zona, y partidos políticos como Más Madrid y PSOE han mostrado su oposición a un aparcamiento que consideran del todo “innecesario”. Desde la Asociación Vecinal Retiro Norte, colectivo que ha encabezado las protestas hasta la fecha, aseguran que las obras afectarán de forma directa a la vecindad por el incremento del tráfico, que traerá consigo mayores niveles de contaminación atmosférica y acústica. “Aunque se supone que quieren disminuir la carga medioambiental, la construcción del nuevo aparcamiento supondría un mayor volumen de tráfico y, por ende, mayores niveles de contaminación y ruido. Sin duda, empeoraría la calidad de vida del barrio”, advierten.

"Pone en riesgo el Paisaje de la Luz"

Los vecinos consideran que el proyecto pone en riesgo la consideración del hospital y sus históricos jardines, que datan del siglo XIX, como Bien de Interés Cultural (BIC) y la catalogación del Paisaje de la Luz, entorno en el que se ubican las instalaciones, como Patrimonio Mundial de la Unesco. “No nos oponemos a la remodelación del hospital ni a la construcción de un nuevo edificio. De hecho, estamos de acuerdo con la demolición de un bloque que lleva en ruinas más de tres décadas. Simplemente pedimos que se analice cómo afectaría la construcción del macroparking al edificio histórico y a su entorno en base a estudios independientes y, en caso de que proceda, que sea declarado en peligro. Los jardines protegidos ya están sufriendo una importante degradación por la falta de conservación y esto podría ser la puntilla. Unesco nos emplaza a la conservación y protección del conjunto del Paisaje de la Luz y para ello es necesario reducir el aforo, el ruido, el tráfico y la contaminación. Todo lo contrario a lo que se conseguiría con este proyecto”, explican.

Perímetro del Paisaje de la Luz (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

En base al "caótico estacionamiento en superfice" y "las necesidades de los pacientes pediátricos con patologías complejas que en muchos casos impiden o dificultan su desplazamiento", la gerencia del Niño Jesús pone de relieve la importancia de las nuevas plazas para la comodidad de los profesionales y de las familias que acuden con sus hijos al centro. “El ruido que están haciendo las asociaciones contrasta con los padres de los niños que son tratados en el hospital Niño Jesús, que están encantados”, aseveran. Tal y como exponen desde el hospital, las familias han llegado a verse obligadas a dejar a sus hijos en manos del personal sanitario mientras ellos buscaban aparcamiento.

Las familias que configuran el AMPA del CEIP Escuelas Aguirre también ponen de manifiesto su preocupación por la cercanía de las obras al centro en el que se encuentran escolarizados sus hijos e hijas y piden que la reforma sea consecuente a las verdaderas necesidades del hospital. “El tráfico, la contaminación y el ruido van a ser muy perjudiciales para el entorno escolar. Además, las obras se encontrarán pared con pared con nuestro cole. Es algo que nos preocupa mucho. Por supuesto que nos alegramos de que se amplíe y mejore el hospital, pero si realmente se necesitan 300 nuevas plazas para trabajadores y pacientes no entendemos por qué se pretende construir un parking de 800. La diferencia es muy importante. Se trata de una obra enorme”, argumentan.

Con el objetivo de presionar a las instituciones y paralizar el inicio de las obras, la Asociación Vecinal Retiro Norte, junto a otros colectivos ciudadanos, ha convocado una protesta frente al Hospital Niño Jesús. La concentración tendrá lugar el próximo viernes, 30 de septiembre, desde las 18:30 horas, en el número 65 de la calle Menéndez Pelayo. En paralelo, continúa la recogida de firmas puesta en marcha por la plataforma a través de Change.org. El número de firmantes supera ya los 8.500.

Una batalla política

Dada la magnitud del asunto, las reivindicaciones vecinales han atravesado el seno de la sociedad civil hasta llegar al ámbito político. Así, partidos como Más Madrid y PSOE han mostrado ya su rechazo a la construcción del macroparking. Rita Maestre, portavoz municipal de Más Madrid, ya ha advertido en numerosas ocasiones del “despropósito” que supone construir un parking de tales dimensiones junto al Niño Jesús. Asimismo, Maestre considera que "hay que parar de forma inmediata este proyecto. Si no lo hace el Gobierno de Almeida, más plegado a los intereses de su partido, lo haremos nosotros”.

"Debemos parar el proyecto"

Por su parte, Recupera Madrid aboga por la suspensión temporal de las obras hasta que concluya el análisis de los informes y la Unesco se pronuncie al respecto. "Teniendo en cuenta que la Unesco todavía no se ha pronunciado sobre el proyecto y que tampoco ha concluido el análisis de los informes sectoriales preceptivos, no parece adecuado que se inicien las obras de demolición previstas en tanto el Ayuntamiento no disponga y haya analizado convenientemente todos y cada uno de los informes", argumenta su portavoz, José Manuel Calvo. Es por ellque desde el Mixto emplazan a la Comunidad de Madrid "a buscar una alternativa razonable que permita llevar a cabo la necesaria ampliación de las instalaciones hospitalarias, incluyendo una dotación de aparcamiento para los trabajadores del centro, sin necesidad de tener que construir un macroparking dentro del entorno catalogado como Patrimonio Mundial".

Quien parece haber apostado por una posición más conciliadora entre oposición y Gobierno regional es el Ayuntamiento de la capital, que no quiere en ningún caso perder la consideración del Paisaje de la Luz. En palabras del director general de Patrimonio Cultural del Consistorio, Luis Lafuente, “este proyecto se debe llevar a cabo con el visto bueno de la Unesco. Esto querría decir que se está cumpliendo con la legislación y que el informe por parte de Patrimonio es favorable. En tales condiciones, adelante”. Lafuente también ha adelantado a Madridiario que, “como consecuencia de la complejidad del proyecto y de forma excepcional, el plazo para la presentación de los informes preceptivos de las diferentes áreas se ha ampliado hasta final de mes”. En origen, dicho plazo vencía el pasado 11 de septiembre. En la misma línea, desde el Niño Jesús defienden que "esta ampliación no solo contempla todas las recomendaciones de la UNESCO, sino que las potencia"

Edificio declarado en ruina (Foto: Kike Rincón)

Pese al descontento vecinal, las críticas del resto de partidos y las condiciones expuestas por parte del propio PP de Madrid, el Ejecutivo regional ha manifestado públicamente su firme intención de ejecutar de manera íntegra el Plan Director aprobado en el año 2011. La decisión, en palabras del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, pretende dar respuesta a un “déficit de plazas de aparcamiento descomunal”. Tanto es así que el Gobierno regional solicitó el pasado miércoles al Ayuntamiento la licencia de demolición del pabellón en ruinas del Niño Jesús.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid autorizó a finales de octubre de 2021 la celebración del contrato de la obra para un nuevo edificio asistencial que amplíe las instalaciones del hospital, junto a la construcción y explotación de un aparcamiento subterráneo con una inversión de 22.575.630 euros a coste cero para la Administración Regional. A cambio, el aparcamiento será objeto de explotación por la empresa adjudicataria, UTE Obrascón Huarte Lain-TIIC 2, por un periodo de 39 años. En caso de llevarse finalmente a cabo, la obra tendrá una duración aproximada de 26 meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios