www.madridiario.es
    21 de octubre de 2020

Real Madrid Barcelona

El Barça aprovechó su último 'match ball' para seguir aspirando al título. No tenía otra opción en el Bernabéu ante el Real Madrid: ganar o ganar. Y lo hizo, merced a un golazo de Messi -que ya había marcado antes- en el tiempo añadido, que dio la puntilla a los blancos cuando ya pensaban en el empate que les mantenía en lo alto de la tabla. Un puesto que ahora ocupa el Barça a igualdad de puntos. Pero el Madrid cuenta con la ventaja del partido aplazado que tiene pendiente en Vigo.

Fútbol es fútbol, claro. Y un clásico es un clásico, también. Pero, más allá de los topicazos tan frecuentes en el deporte rey, hacía tiempo que no se llegaba a un Madrid-Barça con uno de los dos equipos tan favoritos. Por supuesto, los blancos: No sólo por los tres puntos y un partido menos, que ya es mucho. También por la situación anímica, con los de Zidane a tope y semifinalistas de 'su' Champions. Y los de Luis Enrique llenos de dudas en juego y goles, y eliminados de la máxima competición europea y mundial.

Los dos grandes del fútbol español se medirán en un clásico de pretemporada en Miami, todo un espectáculo planetario que no se producía desde hace 35 años.

La Policía Nacional multiplicará por seis el número de efectivos el sábado para velar por seguridad en el partido Real Madrid-Barcelona respecto a años anteriores y desplegará 1.200 agentes, ha informado la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

El FC Barcelona ha conseguido ganar este sábado al Real Madrid (2-1) en el primer 'clásico' de la temporada al tener más acierto que el eterno rival de cara a portería pero en un partido extraño, en que los blaugranas cedieron el balón voluntariamente y cayeron en su propia trampa al hacer que los blancos fueran mejores en la segunda parte, pero un golazo de vaselina de Alexis Sánchez coloca a su equipo 6 puntos arriba en la tabla e hizo inútil el gol final de Jesé.
  • 1