www.madridiario.es
Un clásico diferente: urgencias del Barça ante un Madrid que puede (casi) ganar la Liga
Ampliar

Un clásico diferente: urgencias del Barça ante un Madrid que puede (casi) ganar la Liga

viernes 02 de diciembre de 2016, 18:39h
El clásico, siempre es el clásico. Ya se sabe, fútbol es fútbol. Pero el de este sábado es distinto. Porque llega cargado de urgencias para un Barça irregular que necesita obligatoriamente la victoria para no descolgarse a la abismal cifra de nueve puntos y (casi) decir adiós a la Liga ya el 3 de diciembre. Y llega cargado de tranquilidad para un Madrid irregular en juego pero imperial en resultados que en caso de apuntillar a los azulgrana dejaría (casi) sentenciada la competición. Partidazo a la vista.

Que un Clásico es un partido único y que se abstiene de lo sucedido anteriormente es una premisa utilizada por técnicos y jugadores, un tópico para aislar todavía más el choque y darle, si cabe, mayor importancia de la que tiene. Pero a este Clásico el Real Madrid llega por delante del Barça, al que tiene a dos partidos de distancia, y una derrota dejaría a los blaugrana muy lejos del eterno rival y más tocado tras el mal partido de Anoeta.

No jugó bien el Barça ante la Real Sociedad, que dominó el partido por completo y solo una buena acción de Neymar y Messi permitió a los de Luis Enrique sumar un punto. Un resultado de 1-1 que se repitió entre semana ante el Hércules en la Copa del Rey, partido que no disipó las dudas que empiezan a aparecer en el entorno blaugrana. Unas dudas, críticas en algún modo, que Luis Enrique no cree poder disipar ni ganando al Real Madrid, si bien sería la mejor manera de reconducir la situación.

Para el Barça es necesario e imprescindible ganar este primer duelo directo de la temporada, pues ponerse a 3 puntos haría verlo todo de modo distinto, además de cobrarse la revancha del año pasado, cuando los de Zidane se impusieron en el Camp Nou con goles de Benzema y Cristiano Ronaldo que dieron la vuelta al tanto inicial de Piqué. Por contra, el Madrid sabe que tiene más a ganar que a perder y, sin esa presión, buscará salir del feudo barcelonista con esos 9 puntos o, por lo menos, con un empate que deja las cosas tal y como están; favorables a sus intereses

No está fino ante el Real Madrid un Leo Messi que lleva cuatro Clásicos sin marcar, todos los jugados a las órdenes de Luis Enrique. Que el argentino se conecte de inicio, en una temporada donde está siendo más completo que nunca, y que el Barça pueda recuperar su esencia se presume clave ante un Madrid que, pese a la gran ausencia por lesión de Gareth Bale, podría optar por un 4-4-2 que le ha ido bien esta campaña ante la ausencia de un miembro de la 'BBC'.

Sin el galés no habrá duelo de tridentes, pero será un partido marcado por varias parejas de baile, sea en la distancia como las formadas por Ter Stegen y Navas o Piqué y Ramos, o directas, como la del propio central y capitán madridista con Luis Suárez, una pugna continua asegurada. Al Madrid le interesa seguir el guión del 1-2 de la campaña pasada, y mostrarse de nuevo seguros atrás para matar a la contra. No así al Barça, que está cada vez más lejos de su 'ADN' y apela al regreso de Iniesta para volver a su rumbo.

El capitán blaugrana recibió el alta el viernes tras acortar los plazos de recuperación de su lesión de rodilla y todo apunta a que volverá al centro del campo para intentar mover los hilos del ataque barcelonista. También Gerard Piqué y Jordi Abla, que acabaron tocados tras el partido de Anoeta, estarán de vuelta y la única baja será la de Jérémy Mathieu. Muchas piezas para que Luis Enrique escoja y opte por la que considere la mejor vía para llevarse este pulso.

Por otro lado, el técnico madridista, Zinedine Zidane, no podrá contar con los lesionados Toni Kroos, Álvaro Morata, Danilo, Fabio Coentrao ni el citado Gareth Bale para este Clásico. Muchas bajas aunque el francés ya ha tenido tiempo para asimilarlas salvo la del galés, más precipitada y la de mayor importancia. Lucas Vázquez se presume como su alternativa, aunque el 4-3-3 podría tornarse en un 4-4-2 con Isco con libertad de movimiento hacia la mediapunta.

Más información en Diariocrítico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.