www.madridiario.es
    23 de enero de 2020

Pilar Pereda

La uralita corona hasta 571 viviendas del barrio de San Pascual. En los últimos años los edificios han sufrido desperfectos y los inquilinos buscan una solución para retirar el amianto de los tejados. El coste es prohibitivo para un entorno de clase obrera y las ayudas del Ayuntamiento de Madrid solo cubren el 35 por ciento. Los vecinos denuncian que el Consistorio les da largas para enviar técnicos evaluadores, hecho que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible desmiente.
  • 1