www.madridiario.es
    14 de noviembre de 2019

patines

Lime, VOI y Wind tendrán que retirar sus patinetes eléctricos de las calles de Madrid en un plazo de 72 horas después de que el Ayuntamiento haya denegado sus solicitudes de autorización. El motivo: no han determinado en sus apps dónde pueden los clientes empezar y terminar el viaje, adecuándose a la nueva normativa. Las empresas podrán volver a realizar la solicitud si subsanan esta carencia.

Apenas unos días de este verano le bastaron a los patinetes para convertirse en grandes protagonistas de la ciudad de Madrid. Los más queridos por unos son, también, los grandes odiados por otros. Esa pasión-aversión ha dado más de un quebradero de cabeza a la política municipal; la gestación de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible ha dado buena cuenta de ello. La incertidumbre y el debate sobre cómo regular su uso se ha mantenido hasta el último momento: la noche anterior al Pleno extraordinario de este viernes, PSOE y Ahora Madrid han pactado una enmienda que regula su uso en la capital.

La marcha nocturna que la Asociación de Patinadores de Madrid propone organizar una vez al mes por las calles de la capital tendrá luz verde cuando se apruebe la nueva ordenanza de Movilidad, que terminará con la situación "discriminatoria" que vive el colectivo en la actualidad.

Las rutas de patinaje han cobrado popularidad en la ciudad, pero la ordenanza municipal no les permite circular por la calzada y los ciclocarriles. En un Madrid entregado a peatones y ciclistas, los patinadores piden paso. Por eso, alrededor de 150 personas tomarán la Castellana este viernes para reivindicar que el Consistorio permita una marcha mensual por las vías de la capital, como ocurre en Barcelona, Londres o París.

Evitar los atascos de hora punta o las esperas del metro y el autobús ya es posible para aquellos que decidan desplazarse sobre ocho ruedas a sus puestos de trabajo. Desde hace menos de un mes, la escuela de patinaje Doble Empuje ha puesto en marcha esta iniciativa, la de acompañamiento desde casa al trabajo, de la ya disfrutan muchos aficionados a los patines en fila.

  • 1