www.madridiario.es
    27 de noviembre de 2020

Pablo Echenique

ASAMBLEA CIUDADANA DE PODEMOS

Las bases de Podemos han escenificado un grito por la unidad en la primera jornada de la segunda Asamblea Ciudadana del partido. Los discursos de Pablo Iglesias y los principales dirigentes de la formación han recogido el mandato, han prometido fraternidad y han rebajado el nivel de reproches entre equipos, pero han seguido manteniendo distancias a a la espera de que se resuelvan las votaciones. Además, los diferentes equipos han ido matizando cómo se debe entender el mandato de la militancia por la unidad.

Podemos vive este fin de semana un momento de redefinición en el que tendrá que pasar de ser una formación pensada para el asalto rápido a un proyecto más a largo plazo. Pero Vistalegre II también será un punto de culminación de las tensiones y divisiones internas entre los máximos dirigentes del partido, canalizadas en el enfrentamiento de Pablo Iglesias con Íñigo Errejón. En este sentido, lo que ocurra en la segunda Asamblea Ciudadana determinará si Podemos madura como fuerza política y aprende a gestionar su diversidad o si, por el contrario, camina hacia un futuro incierto como un partido más centrado en sus peleas internas.

La destitución de José Manuel López, afín al ala-Errejón de Podemos, como portavoz de la Asamblea de Madrid ha incrementado la brecha abierta en el partido hasta el punto de que Pablo Echenique ha alertado este domingo de que el proyecto "peligra" por las críticas que están surgiendo contra "decisiones democráticas".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha advertido que el debate interno ante Vistalegre II no puede generar corrientes o partidos dentro del partido que sean irreconciliables después de la Asamblea. Al mismo tiempo, el líder político ha reconocio que imponer un sistema presidencialista y excluir a las minorías fue un error del primer Vistalegre. De este modo se ha pronunciado Iglesias en un discurso ante el Consejo Ciudadano de Podemos, celebrado de este sábado para definir, entre otras cosas, el equipo que preparará la Asamblea.

Más de 300 cargos públicos e internos de Podemos afines a las tesis del secretario Político, Íñigo Errejón, lanzaron este viernes un manifiesto para pedir que la segunda Asamblea Ciudadana Estatal que celebrará el partido previsiblemente en febrero sea "más democrática", oponiéndose así al formato propuesto por el secretario general, Pablo Iglesias. El propio Iglesias ha dicho que no lo ve coherente y se le han unido dirigentes como Irene Montero y Pablo Echenique, además del ex de Podemos Juan Carlos Monedero.

La Secretaría de Organización de Podemos ha informado este jueves que los resultados de los proceso internos abiertos en la Comunidad de Madrid, Extremadura, Andalucía, La Rioja, Castilla y León, Navarra, Aragón y en doce municipios, para renovar total o parcialmente los órganos de dirección o los estatutos, se darán a conocer este viernes por la tarde, entre las 17.00 y las 18.00 horas.

El Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad de Madrid celebrará mañana lunes por la tarde en la sede de la calle Princesa una reunión en la que se decidirán la organización y los detalles de la Asamblea Ciudadana que celebrarán en otoño.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, confía en el "minuto yugoslavo" -el último minuto en los partidos de baloncesto que jugaba la antigua selección yugoslava en el que conseguía dar la vuelta al marcador- porque aún hay "posibilidades" de pactar el Gobierno de la Nación "aunque haya poco tiempo". Mientras, este domingo, Podemos ha celebrado una fiesta con sabor a precampaña.

El 88,3 por ciento de los simpatizantes de Podemos que votaron en la consulta celebrada entre el pasado jueves y el sábado rechazan que el partido permita un gobierno basado en PSOE y Ciudadanos. El 91,79 por ciento de los participantes está a favor de seguir apostando por la formación de un Ejecutivo de coalición sin el partido de Albert Rivera.

Es difícil imaginar el futuro de Podemos sin Pablo Iglesias, pero su apuesta en la asamblea en la que se debate el modelo de organización del partido ha sido demasiado fuerte, un todo o nada: "El que pierda deberá echarse a un lado". ¿Y si pierde él? Su propuesta de partido vertical en la que se prevé que él ocupe una secretaria general "omnipotente" ha levantado ampollas entre los partidarios del documento 'Sumando Podemos', la propuesta del eurodiputado Pablo Echenique, que se define más plural. Estos, aunque en público intentan no mostrar divisiones, no ocultan su descontento en privado. "Pablo Iglesias quiere convertir Podemos en un UPyD de izquierdas", reflexiona uno de los simpatizantes.

Podemos somete a debate este fin de semana el modelo de organización que debe adoptar para constituirse como partido. De las 24 propuestas organizativas que se discutirán en el encuentro presencial que tendrá lugar en el Palacio de Vistalegre de Madrid entre el sábado y el domingo, son dos las que mejor acogida han encontrado en las bases: la del actual líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la promovida por el eurodiputado Pablo Echenique.