www.madridiario.es
    5 de diciembre de 2020

Islas Baleares

La isla de Mallorca conlleva un verdadero riesgo para sus visitantes. Esta isla llena de peligros es la mayor del archipiélago balear y la sexta del Mediterráneo. En ella, los turistas que llegan pueden quedar atrapados para siempre, sin posibilidad de escapatoria, aturdidos por el síndrome de Stendhal, convertidos en piedra como aquellos que osaban contemplar la belleza de la mítica Medusa.

Han sido ya varios los ‘ataques’ hacia turistas en los últimos días en España. Las acciones del grupo independentista Arran Països Catalans, cercano a la CUP en Barcelona, han llegado a Baleares y a Valencia. En Madrid no se han registrado casos, sin embargo, el debate sobre el modelo de turismo y estos sucesos se ha colado en la agenda política madrileña.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha bajado un 0,5 por ciento en julio en la Comunidad de Madrid respecto al mes anterior debido, fundamentalmente, al inicio de las rebajas en vestido y calzado, un sector en el que los precios han caído un 10,3 por ciento.

Las cifras sobre los turistas que llegan este verano a nuestro país no pueden ser más optimistas. Pero todas las cosas buenas traen consigo algunas consecuencias malas. Como las que se están viviendo en las Islas Baleares.

El Movimiento de turismo sin fronteras hizo oficial, a finales de la pasada semana, los datos de las visitas turísticas de extranjeros que ha recibido España durante el pasado mes de mayo.
  • 1