www.madridiario.es
    16 de octubre de 2019

cofradías

Tras la suspensión de las procesiones del Jueves Santo por la lluvia, los cofrades y devotos madrileños han amanecido mirando al cielo con la esperanza de que el mal tiempo les diera una tregua esta tarde. Sin embargo, el agua ha hecho acto de presencia y varios pasos han anunciado que retrasan su salida o la suspenden.

Son muchos los negocios tradicionales que en Madrid han tenido que echar el cierre debido a la llegada a la capital de las tiendas y marcas internacionales. Sin embargo, hay un tipo de negocio que hoy en día, y aunque aseguran que las ventas han disminuido, sigue en pie por las calles que rodean el entorno de Ópera y la Plaza Mayor. Las tiendas de artículos religiosos siguen manteniendo sus persianas abiertas a los clientes más fieles, los turistas y las iglesias y cofradías.

  • 1