www.madridiario.es
    20 de julio de 2019

Asociación de Vecinos de Cuatro Caminos Tetuán

Tetuán no es una demarcación cualquiera. El cuarto distrito de Madrid más poblado por salones de juego y casas de apuestas comienza a sumergirse en una realidad que acompaña problemas de ludopatía tanto juvenil como a otras escalas generacionales, horroriza a unos vecinos que vuelven a temer los tiempos de la droga y difumina el recuerdo de un barrio humilde que ahora afronta el inevitable cambio anatómico de sus calles. Ya no hay grandes pantallas en el que era el barrio de los cines, ahora el juego y las luces controlan el paso por la acera.

Los vecinos de Tetuán están "hartos" de las noticias referentes a la criminalidad en el distrito, especialmente en el barrio de Bellas Vistas. Unos, por la inseguridad que sienten en su día a día junto a sus casas; otros, porque ven una "avalancha desmesurada" de informaciones negativas cuyo objetivo es "depreciar el valor de las viviendas", ha denunciado este martes Antonio Ortiz, presidente de la Asociación de Vecinos Cuatro Caminos-Tetuán.

Convivir es un verbo difícil de conjugar en buena parte del barrio de Bellas Vistas, en el distrito de Tetuán. Pocos niegan que exista un conflicto en esta zona del noroeste de la capital. Lo que sí difiere es el diagnóstico y, por ende, la solución.
  • 1