www.madridiario.es
    18 de agosto de 2019

asentamientos

La desconfianza ganaba la partida el martes a primera hora, cuando se ejecutaba el desalojo del 'asentamiento itinerante' de Tetuán. Los vecinos se temían lo peor y el paso de las horas les ha dado la razón: su 'pesadilla' no ha acabado. Más bien al contrario: los habitantes siguen en la zona y la sensación de inseguridad ha aumentado en las últimas horas. La Policía Nacional acudió la noche de este miércoles a la nueva ubicación.

A primera hora de este martes ha empezado el desmantelamiento del 'asentamiento itinerante' de Tetuán, cuya situación recogía la víspera Madridiario.

Sensación de inseguridad, miedo a que "cualquier día pasa algo que lamentaremos" y la impotencia de ver "cómo uno de ellos pega a su mujer". Son algunas de las denuncias de vecinos de Tetuán, testigos de cómo un asentamiento ilegal recorre una zona del distrito "desde hace más de un año".

Tres días después de que se oficializara el plan para convertir la antigua estación de Delicias en las sedes estables de la Compañía Nacional de Danza y del Ballet Nacional de España, las máquinas han trabajado este jueves para derribar las chabolas que se asientan desde hace dos años en los terrenos colindantes, propiedad de Adif. Los habitantes de este asentamiento ilegal, 80 según el último censo, ya han abandonado la zona.

Los distritos de Centro, Arganzuela y Chamartín son los que más asentamientos acogen, siendo la mayoría de sus integrantes de población rumana que suelen rechazar cualquier tipo de atención social.

En unas semanas la Comunidad de Madrid procederá al realojo de las personas que habitan en los poblados chabolistas de la región a viviendas sociales.

Desde el cierre de las Barranquillas, la Cañada ha recibido gran parte del tráfico de drogas y lo ha concentrado en su problemático sector 6. Pero esta es solo una cara de una extensión inmensa de territorio sobre el que se asientan de forma ilegal unas 7.000 personas. El nuevo parcto político en el que participan varios ayuntamientos y la Comunidad arroja algo de luz sobre un pasado complicado.

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha anunciado como medida para frenar el "chabolismo vertical" que no habrá más de una familia procedente de asentamientos por bloque en el que se le realoje y que se dispersarán por todo Madrid para evitar la creación de "guetos". Además, cifra en más de 1.200 las personas que residen en estas condiciones.
  • 1