www.madridiario.es
Intersección de los paseos Imperial, Melancólicos y Ronda de Segovia
Ampliar
Intersección de los paseos Imperial, Melancólicos y Ronda de Segovia (Foto: Chema Barroso)

El retorno del tren al barrio de Imperial sigue encallado

Por Alba Cabañero Aina
domingo 22 de mayo de 2022, 09:09h

El tren ha jugado siempre en Madrid un papel estratégico. Ya sea para transporte de viajeros o de mercancías, en el siglo XIX la capital contaba con una amplia red ferroviaria que conectaba diferentes puntos de la ciudad y de la región.

Una de esas vías es lo que ahora se conoce como Pasillo Verde Ferroviario: casi siete kilómetros de zonas verdes que recorren la distancia que separa la Estación de Atocha de Príncipe Pío.

La construcción de este trazado comenzó en 1860 y a lo largo de su recorrido se construyeron tres estaciones: Delicias, Peñuelas e Imperial. De esas tres, solo queda Delicias, siendo punto de encuentro de los habitantes de Arganzuela en materia de Cercanías.

A finales de los años 80, el Ayuntamiento de Madrid y Renfe procedieron a la creación del Pasillo Verde Ferroviario con el soterramiento de cuatro kilómetros de vía entre Príncipe Pío y Delicias.

Escultura Dodecaedro - Éter (los poliedros), que forma parte del Pasillo Verde Ferroviario (Foto: Chema Barroso)

Con ello buscaban conseguir varios objetivos: el desdoble y modernización de la infraestructura ferroviaria; crear un corredor ajardinado para unir las zonas del barrio separadas por las vías del tren; y dotar de equipamientos públicos a la zona.

Con esta actuación, Peñuelas –que en aquel momento todavía seguía operando– e Imperial fueron borradas del mapa y sustituidas en la zona por las estaciones de Pirámides y Delicias, quedando así una isla en este barrio sito a la ribera del Manzanares.

El tren que nunca llegó

En 2018, el Ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, presentó un nuevo Plan de Cercanías de Madrid, con meta en el año 2025 y cuyo objetivo pasaba por “mejorar el servicio y reducir las incidencias”.

Entre las muchas actuaciones recogidas en este plan se encontraba la construcción de una nueva estación de Cercanías: Imperial. Para ello, Fomento destinaría un presupuesto de 36’7 millones de euros, en el que también se incluiría el levantamiento de otros tres apeaderos –Las Rejas, Recintos Feriales (C2) y La Tenería (C3)–.

Imperial está previsto que forme parte de las líneas que cruzan entre Príncipe Pío y Pirámides (C1 y C10), pero como pasó con otros grandes proyectos, la pandemia congeló su puesta en marcha.

“Vivo en el barrio desde hace 25 años y ya entonces los vecinos solicitábamos que el apeadero que utilizaban los operarios lo convirtieran en estación de uso público, pues así se aprovecharían las vías ya construidas. Por fin, después de muchos esfuerzos, en 2018 se aprobó el Plan en el que se incluía la estación Imperial. Desgraciadamente la pandemia por el Covid paralizó todo una vez más”, señala Gloria Jerónimo, vecina del barrio y miembro de la Asociación Vecinal Pasillo Verde Imperial.

Jerónimo hace mención a las típicas cuestiones que surgen cuando de dotamientos públicos se trata: “El problema siempre era el mismo: la falta de entendimiento entre las Administraciones competentes, esto es el Estado y la Comunidad de Madrid”.

Ante este bloqueo, desde la asociación han intentado reunirse con los responsables de Transporte, sin éxito. “Solicitamos la información sobre el estado del proyecto por escrito y a través del Portal de Transparencia, respondiendo lo que ya hemos dado a conocer: que seguimos igual que a principios del 2020. Nada dicen sobre futuras actuaciones ni a corto ni a largo plazo”, relata.

En este escrito remitido a la asociación puede leerse la respuesta de Casimiro Iglesias, Director General de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria, contestando a la solicitud de los vecinos.

“La implantación de un nuevo apeadero en Imperial ha sido analizada por este Centro Directivo y se considera que, en principio, la misma es viable y que mejora la funcionalidad global de la línea ferroviaria en la que se insertaría. No obstante, no es posible todavía hacer referencia a las obras cuando están pendientes de realizar las fases de planificación y proyecto de esta actuación”, replica.

“Lamentablemente, creemos que sin una cierta presión popular y mediática, puede quedarse paralizado de nuevo el proyecto. Queremos destacar que la construcción de la estación no supone un gran coste, ya que no se necesitan nuevas vías, solo utilizar las ya existentes y aprovechar el apeadero”, afirma Gloria Jerónimo.

Obras en la zona del antiguo Estadio Vicente Calderón, en el barrio Imperial. (Foto: Chema Barroso)

La llegada del Cercanías a Imperial supondría un alivio para la red de transporte del barrio, que, debido a la edificación reciente –entre la que destaca la nueva promoción de viviendas Ribera del Calderón, lugar del antiguo estadio del Atlético de Madrid y de la Fábrica de Mahou–, es una zona en constante crecimiento.

La zona es céntrica, pero está mal comunicada. También Madrid Río es una zona de recreo que muchos madrileños visitan a diario y que se ven obligados a hacerlo en coche particular por el escaso y deficiente transporte público en la zona”, sentencia Jerónimo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
4 comentarios