www.madridiario.es
Concentración en el Instituto Jane Goodall.
Ampliar
Concentración en el Instituto Jane Goodall. (Foto: Noelia Pellejero)

Rejas denuncia que la Comunidad busca "sustituir" la ampliación de su instituto por un barracón

Rejas, contra la instalación de barracones en su instituto

sábado 24 de octubre de 2020, 08:58h

Mientras múltiples centros aguardan impacientes la instalación -con retraso- de módulos prefabricados para poder cumplir con las ratios reducidas por el Covid-19, en otros estos barracones llegan sin demandarlos. En el IES Jane Goodall, en el madrileño barrio de Rejas, se prevé la instalación de uno de estos aularios pese a no haberlo solicitado y previo desembolso de 842.722 euros por parte de la Comunidad de Madrid. La plataforma 'Instituto en Rejas ¡YA!' denuncia su sospecha de que esta actuación suponga retrasar la ampliación pendiente de las instalaciones.

"Ni queremos ni necesitamos este barracón que ni siquiera la dirección del centro esperaba", expone a Madridiario Alberto Arkones Pelaz, coordinador y portavoz de la asociación. Por ello, cerca de 200 personas se concentraron este jueves delante del instituto para exigir la paralización del montaje del barracón y reclamar al Gobierno regional que licite "con urgencia" el presupuesto para acometer la segunda fase de construcción. Junto a estudiantes y familiares se manifestaron la edil socialista Mercedes González y la concejala de Más Madrid Marta Gómez Lahoz, entre otros representantes políticos.

Tan solo unos días antes, el pasado 21 octubre, el PSOE elevaba al Pleno de la Junta de Distrito de San Blas-Canillejas una proposición para instar a la Consejería de Educación a que proceda a la ampliación del IES Jane Goodall "mediante la construcción de un gimnasio y el incremento de las aulas previstas en la segunda fase, eliminando la posibilidad de que esta se haga a través de la instalación de barracones". La iniciativa se aprobó por unanimidad de los cinco grupos municipales y Arkones espera que este respaldo institucional refuerce el rechazo frontal de las familias, pero no se fía.

"Las experiencias con barracones en otras zonas de Madrid, cuando eran solamente alquilados, ha sido tener que convivir con ellos durante años y este es comprado", advierte. La concejala socialista en el Ayuntamiento de la capital Mercedes González señala que estos módulos temporales "terminan siendo soluciones permanentes" y recuerda que "no son una alternativa a la ampliación prometida". "Si el sistema de construcción por fases es una auténtica atrocidad, un barracón con ocho aulas y cuatro baños es absolutamente inadmisible", sostiene.

El IES se inauguró el curso 2019/2020 después de seis años de movilizaciones vecinales para que se edificiara y mitigara así los trayectos de una hora que el alumnado debía realizar para dar clase en Barajas. Sin embargo, el centro solo cuenta con seis aulas de ESO y diez más polivalentes. Aún no se ha levantado un segundo edificio que albergue el resto clases, tampoco el gimnasio, las pistas deportivas ni el aparcamiento para profesores y personal.

"Como todas las infraestructuras educativas que se construyen en la Comunidad de Madrid desde tiempos de Esperanza Aguirre, este instituto nació con un sistema de construcción por fases, algo a lo que el Partido Socialista siempre se ha opuesto, porque las ampliaciones llegan sistemáticamente después del crecimiento y de las necesidades de los centros", se queja Mercedes González.

La Consejería afirma que las obras se realizarán

Por su parte, la Consejería de Educación niega que las aulas que se prefabricadas vayan a establecerse de forma definitiva y asevera que se están implantando "como medida excepcional" asociada a la pandemia. "Su instalación no tiene nada que ver con la ampliación o finalización de los centros que no están terminados y esas obras se realizarán según lo previsto", trasladan fuentes del área a Madridiario.

Desde el departamento que dirige Enrique Ossorio argumentan que si han asumido este "importante esfuerzo" para adquirir los módulos "es porque era absolutamente necesario para reducir las ratios y hacer de los centros lugares seguros para alumnos y docentes". Además, indican que la Comunidad de Madrid "no tenía ni un aula prefabricada hasta este verano".

La plataforma 'Instituto en Rejas ¡YA!' explica que no van a cesar en sus movilizaciones y avisa que convocarán nuevas acciones de protesta. El tiempo juega en su contra pues, según comenta, el barracón "debe estar colocado la semana que viene". No obstante, no abandonarán su lucha por que el centro no caiga "en la marginación", el futuro que Alberto Arkones Pelaz augura para el centro si se coloca el módulo prefabricado. "Generará más incertidumbre y si los padres ven que sus hijos van a tener que ir a un instituto así se plantearán llevarlos a otro sitio", manifiesta.

De hecho, cuenta que ahora mismo solo solicitan plaza en el Jane Goodall un cuarto del alumnado en edad de escolarización en el barrio de Rejas. "En la actualidad es línea 2, pero el instituto fue creado con la intención de que sea línea 3 o 4 y si la demanda cae y la Comunidad ve falta de interés optará por dar inversiones a otras zonas", avisa Arkones.

Asimismo, la asociación duda de la idoneida de colocar este barracón con la situación epidemiológica actual. El mismo, que se ubicaría en el espacio destinado al gimnasio, resta terreno al patio "y "aumentará el número de alumno por metro cuadrado", se queja la plataforma. Por el contrario, en lo que respecta al interior del mismo, fuentes de la Consejería de Educación aseguran que los 190 módulos comprados para toda la región "permiten que los grupos estables de convivencia no tengan contacto entre sí". Además, apuntan que "disponen de salida directa a los patios, tienen ventilación natural y aislamiento término y acústico".

Una "historia interminable"

La construcción del IES Jane Goodall supuso un triunfo a la constante reivindicación por parte de los vecinos de Rejas, que durante seis años se echaron a la calle para reclamar el primer instituto para este barrio, uno de los que atesora una mayor natalidad en la capital. Por ello, la concejala Mercedes González pide a la Comunidad de Madrid que "acabe con la historia interminable de este centro, que no siga haciendo de este IES un campo de batalla y que lo amplíe como los niños y niñas se merecen, en definitiva, como prometieron".

La plataforma 'Instituto en Rejas ¡YA!', en colaboración con otras asociaciones defensoras de la Educación pública, lograron arrancar el compromiso de construcción del centro al Ejecutivo autonómico en junio de 2017. El Consitorio madrileño acordó con la Comunidad la cesión de un solar en la calle Deyanira esquina con Arrastraría para levantarlo y, tras superar las reticencias a la parcela por su tamaño, el Gobierno de Cristina Cifuentes prometió que el centro estaría listo para el curso 2018-2019.

Las obras se retrasaron por una polémica con el aparcamiento asociado al IES que debía financiar y ejecutar el Ayuntamiento de Madrid. La Comunidad argumentó que necesitaba un documento que los "exceptuara" de esta parte y los trabajos se demoraron hasta que se decidió abordar la construcción por fases. Así, la Administración regional levantaría el instituto y crearía algunas plazas en la primera fase y más adelante estas se ampliarían mediante un plan especial.

Entre unos asuntos y otros, la dotación presupuestaria de tres millones de euros para edificar parte del Jane Goodall no llegó hasta diciembre de 2018. Tras un nuevo 'enredo' entre Comunidad y Ayuntamiento por la licencia urbanística, las obras se iniciaron en marzo de 2019. En septiembre de ese año, los escolares estrenaron la infraestructura. Ahora, después de varias batallas ganadas, las familias siguen peleando por alejar la solución "precaria" de los barracones y ver culminado el centro "en condiciones".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios