www.madridiario.es
Montaje de la estructura que cubrirá la Puerta de Alcalá mientras se analizan sus patologías para una posterior restauración.
Ampliar
Montaje de la estructura que cubrirá la Puerta de Alcalá mientras se analizan sus patologías para una posterior restauración. (Foto: Madridiario)

Una lona ocultará la Puerta de Alcalá mientras se trabaja en su conservación

jueves 07 de julio de 2022, 10:28h

“Ahí está viendo pasar el tiempo”, entonaban Ana Belén y Víctor Manuel, con letra de Suburbano, sobre la Puerta de Alcalá. Cerca de 250 años suma, en concreto, y en 2023 se someterá a una restauración que subsane las afecciones producidas por las inclemencias del tiempo, la contaminación asociada al tráfico y la propia edad. Para los trabajos de análisis previos al inicio de la rehabilitación prevista, que no arrancará hasta 2023, el monumento permanecerá cubierto hasta el próximo 30 de septiembre, ha confirmado este jueves el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

Durante el primer trimestre del año, el área de Cultura, Turismo y Deporte ha realizado junto al Instituto del Patrimonio Cultural de España, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, una evaluación preliminar sobre el estado de conservación de este icono de la ciudad. Desde la Concejalía que dirige Andrea Levy señalan que este trabajo ha derivado al encargo de estudios que servirán para “obtener un diagnóstico exhaustivo sobre las patologías que afectan al monumento”.

El análisis previo contempla un examen tridimensional con imágenes tomadas por drones, una revisión del estado de las cubiertas y el solado y un ensayo de tratamiento para comprobar la potencial reacción de los materiales a las técnicas de restauración. La toma de fotografías con los drones comenzó el pasado fin de semana y permitirá “lograr una nube de puntos mediante escáner y la generación de una imagen 3D y modelo BIM. “Nos ha servido para llegar a todos los rincones”, ha indicado el primer edil sobre este procedimiento.

Foto: Madridiario

En las próximas semanas arranca la revisión pormenorizada del estado del monumento. El primer paso es el montaje de una estructura que lo cubra, una tarea que se prolongará durante dos semanas. En la lona se imprimirá una reproducción de la Puerta de Alcalá “lo más fiel posible” al original. Durante tres meses, los técnicos evaluarán la evolución de la piedra a fin de ordenar las actuaciones pertinentes para su conservación. Además, ha manifestado el alcalde, en el proceso de restauración se incluirá una “limpieza en profundidad que conviene hacer cada serie de años”. Como ya precisó Martínez-Almeida el pasado mes de abril, se va a respetar todo el valor histórico del bien, incluidas las balas de la Guerra de la Independencia aún visibles.

Después de cinco restauraciones anteriores, la última importante en el año 1992 con José María Álvarez del Manzano como alcalde, el Consistorio pretende "darle el realce que tiene a uno de los monumentos más reconocidos y reconocibles para los madrileños y los que nos visitan". Tras los análisis que se llevarán a cabo este verano, el Gobierno municipal tramitará la redacción del contrato para la ejecución de las obras. El comienzo de las mismas se prevé en 2023.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios