www.madridiario.es
Escultura de José Miguel Utande para los  XVIII Premios Madrid.
Ampliar
Escultura de José Miguel Utande para los XVIII Premios Madrid. (Foto: Utande)

La obra de Utande para los Premios Madrid: "Estas esculturas surgen del diálogo con el espacio, el respeto y el miedo"

miércoles 09 de junio de 2021, 07:41h

Nacido en San Sebastián de los Reyes en 1951, José Miguel Utande regresa como protagonista en la vida de los galardonados de los XVIII Premios Madrid. Como en cada edición, es el autor de las esculturas que reciben los premiados en cada una de las categorías. Y en esta ocasión, más que nunca, recobran importancia estos galardones, que el pasado año no pudieron celebrarse por el Covid: "Con la pandemia se interrumpió todo", cuenta el artista que ha dedicado su tiempo a crear una pieza con personalidad y única, como todos los trabajos que realiza con una mirada profesional que no se separa de su pensamiento y forma de entender las cosas.

Las obras no pasan desapercibidas, como todo lo que toca Utande. En esta edicion, la reflexión que realiza supone afrontar una nueva etapa: "En otras esculturas, el hombre ha sido el protagonista, ahora no es así". Un sentimiento que lleva rondado mucho tiempo la cabeza del autor pero que hasta hace poco no se materializado: "He dejado de tener confianza en el ser humano", confiesa. Una observación que va más alla porque esa falta de esperanza en las personas no significa que no confíe en el espacio que ocupa. "Es una obra que se integra en el espacio para que no caiga", matiza.

Un análisis que surge del diálogo con ese espacio, "del respeto y el miedo". Un pensamiento que toma forma y se materializa en esas esculturas que el próximo lunes 14 de marzo serán entregadas a los galardonados. "Intento buscar la simetría y lo especial de estas esculturas es que las mires por donde las mires y muevas, siguen siendo las mismas".

El compromiso del escultor con los premios queda patente en cada edición. Este año, para Utande, adquiere un significado mayor porque hace frente a "un postulado interior consecuencia de la experiencia y maduración". Como él reconoce, su trayectoria y el momento en que se encuentra de su vida le han ayudado a enfrentar las situaciones de otra manera: "Tratar de modificar el destino es una lucha inútil".

Un artista incansable

Los Premios Madrid ocupan parte de un incesante trabajo pero José Miguel Utande siempre tiene en mente nuevos proyectos. Uno de los últimos, que está a punto de materializar, solo se encuentra a la espera del visto bueno definitivo del Ayuntamiento de Madrid. Será un memorial a los 549 republicanos madrileños deportados al campo de concentración nazi de Mauthausen, un reconocimiento que se levantará en la plaza que se encuentra a espaldas de la Casa de la Villa.

A la espera de ponerse con el memorial, el artista también se encuentra pendiente de crear una réplica en Barcelona de la escultura 'Memoria de una Luz', ubicada en el Jardín de la Memoría (Riberas de Loyola) en Donostia-San Sebastián. Una pieza de dos metros y medios dedicada a todos los masones represaliados durante la dictadura franquista, y especialmente a los miembros de la Logia Altuna Nº. 15. Esta logia trabajó en la ciudad entre 1932 y 1936, cuando tuvo que ser cerrada por el inicio de la Guerra Civil española.

"He dejado de tener confianza en el ser humano"

Utande mira a la ciudades con otros ojos, los del artista que desea embellecer los espacios y el urbanismo, pero siempre pretende hacerlo desde el prisma de la defensa de los valores. Trabajos que van más allá y que transmiten la igualdad y libertad sin encorsetamientos, a pesar de la época pandémica que nos ha tocado vivir y que ha lastrado a gran parte de la sociedad.

En su lugar de nacimiento, San Sebastián de los Reyes también pueden disfrutar de las obras del artista. Una escultura preside el el acceso principal al Instituto Juan de Mairena. Se trata de la cuarta pieza en el municipio que se une a otras tres obras monumentales: 'El monumento a los encierros', 'Los Reyes Católicos' y 'La alegoría a la libertad'. Este último trabajo, una pieza en bronce y de 200 kilos de peso, preside el Paseo de Europa. Pero no son las únicas muestras de creaciones urbanas: en el parque de Pradolongo, en Usera, también se alza una robusta e impactante obra. Una piezas más clásicas y líricas del autor que perdurarán en el tiempo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios