www.madridiario.es
Pezuela de las Torres
Ampliar
Pezuela de las Torres (Foto: Ayuntamiento de Pezuela de las Torres )

Pezuela de las Torres desaloja a sus últimos 'ocupas' y crea una bolsa de vivienda para vecinos

Por Teresa Aísa Gasca
viernes 06 de noviembre de 2020, 07:41h

Los vecinos de la localidad madrileña de Pezuela de las Torres, limítrofe con la provincia de Guadalajara, continúan con su lucha contra la ocupación ilegal de las viviendas vacías del municipio, celebrando estos días desde la “vigilancia continua” el desalojo de la última familia 'ocupa' hace unas semanas y llevando a cabo una labor de “mediación” entre las empresas dueñas de los inmuebles y posibles inquilinos.

A mediados del mes de junio, los pezueleños descubrieron que una de las casas deshabitadas del pueblo, que a día de hoy cuenta con algo menos de 1.000 habitantes, había sido 'ocupada' por una familia “que seguramente había sido engañada por una mafia, como parece que sigue ocurriendo en los entornos del municipio”.

En torno a mitad de año descubrimos la primera vivienda 'ocupada'. Se dijo que la casa se la habían alquilado a alguien, pero este es un pueblo muy pequeño y todos sabemos lo que pasa y quién se mueve en cada vivienda”, contó a Madridiario hace unas semanas uno de los concejales del Partido Popular de la localidad, Israel Sigler Ramos.

Según recuerda a día de hoy, a partir de ese momento los vecinos convocaron varias manifestaciones “pacíficas” en la puerta de la vivienda para pedir a los 'ocupas' que abandonaran el lugar y mostrar el descontento del pueblo hacia ese tipo de prácticas. Las concentraciones de vecinos se comenzaron a dar de manera regular a partir de ese momento, siendo las más multitudinarias las de los días 24 de agosto y 5 de septiembre.

En agosto hubo cinco intentos de ocupación en el pueblo, de hecho en uno de los casos nos encontramos con que ya se había cambiado incluso el bombín del domicilio y estaba todo listo para que entraran y se encerraran en la casa”, dice Sigler. El concejal cuenta que “desde el primer momento los vecinos se han manifestado, bien en concentraciones espontáneas u organizadas por los vecinos, o bien a través de convocatorias que contaron con el apoyo de la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento”, dice.

En una de estas manifestaciones, en la que se llevó a cabo una 'cacerolada', uno de los 'ocupas' proliferó insultos y “salió a la puerta con una katana para amenazar a los vecinos” y se mostró “muy violento” con todos los que ahí estaban, lo que atemorizó a la población y dio paso a un clima de tensión que, afortunadamente, en la actualidad se ha rebajado.

Sin embargo, esta sensación de cierto relax no ha permitido que por el momento los pezueleños hayan olvidado lo sucedido, lo cual les ha llevado a generar un Plan de Vigilancia vecinal del municipio por sectores, día y noche. “Unos 65 vecinos voluntarios se ha organizado para vigilar todas las viviendas e identificar cambios que pudiera haber, como que se haya 'ocupado' o que se haya preparado para ser 'ocupadas'”, cuenta Sigler, que habla de una “hoja de instrucciones que cada vigilante debe seguir para su función”.

La primera familia salió del pueblo en torno al mes de julio, y hace escasas semanas, el 26 de octubre, lo hizo también otro grupo de personas que habitaban otro inmueble, situado en la calle Sergio Caballero 37 número 9, desde el día 1 de julio. “Unos vecinos vieron por la noche que una furgoneta estaba aparcada en la puerta y que en ella estaban cargando cosas. Al día siguiente, la casa estaba desalojada e inmediatamente el Consistorio municipal dio aviso al SAREB, propietario de la casa”, comenta Sigler.

“Tras cuatro meses de medidas y gestiones los 'ocupas' han abandonado la vivienda por la presión vecinal y porque las condiciones de habitabilidad eran malas”, indican desde le Partido Popular, señalando que “no tenían suministro eléctrico, había humedades y posiblemente tengan otra vivienda 'ocupada', posiblemente en Pioz”. Asimismo, señalan que los 'ocupas' habían “amenazado a vecinos y al alcalde con quemar el pueblo si se hacia algo contra ellos”.

Mediadores

El SAREB, entidad con la que el Consistorio municipal, junto con la empresa Iberatlántico, son dueñas del 85 por ciento de los inmuebles registrados en el municipio y que en su mayor parte están vacíos o en proceso de edificación. Este hecho implica, cuentan desde el Ayuntamiento, que haya dificultades a la hora de mantener una vigilancia por parte de los propietarios de la 'ocupación' ilegal de las casas.

Así, y ante la repetición de los hechos, desde la Administración municipal “nos hemos hecho con los contactos directos de los encargados de dichas empresas para mantenerles al tanto y avisarles de lo que ocurre”, dice el concejal. De hecho, cuando se dio el último desalojo, desde el Consistorio se avisó al SAREB, en este caso, que procedió ese mismo día a “blindar y poner una alarma en el inmueble”. Esto impidió, indica el concejal, que “cuando al día siguiente vino otra familia para 'ocupar' la casa, seguramente engañados por una mafia, no pudieran entrar”.

Más allá de eso, desde el Ayuntamiento de la localidad han propuesto una serie de medidas a SAREB e Iberoatlántico para evitar que se den nuevas ocupaciones y, asimismo, se consiga que las viviendas vacías sean habitadas de manera legal y asequible por vecinos del pueblo o las inmediaciones. De esta manera, además de “bloquear con soldaduras y tapiados las puertas de todos los inmuebles vacíos a coste del Consistorio”, se ha ofrecido a las entidades dueñas la opción de “funcionar como mediadores entre propietarios y posibles interesados para facilitar su adquisición”.

De esta forma, se ha creado “una bolsa de demandas y ofertas de empleo en la que todo el mundo que lo desee se puede apuntar” con la idea de “realquilar 10 viviendas a gente del pueblo que necesite o quiera quedarse con ellas, sobre todo a jóvenes”, comenta Sigler. “El vecindario sigue indignado por la injusticia que representa la 'ocupación' de viviendas ajenas y por la alteración de la convivencia pacifica que representa que se incruste en esta sociedad rural unas personas que hacen de romper las normas su modo de vida”, indican desde el Partido Popular.

En cualquier caso, y hasta que se llegue a una solución “permanente”, se han llevado a cabo reuniones entre todos los concejales del Ayuntamiento y la policía municipal con el objetivo de plantear medidas a adoptar, del mismo modo que se llevó un acuerdo con el director general de Seguridad de la Comunidad de Madrid para transmitirle la preocupación con el futuro del proyecto BESCAM y los problemas derivados de la ocupación ilegal.

Disputas plenarias

Desde el Partido Popular de Pezuela, asimismo, han pedido el apoyo de todos los Grupos políticos para hacer frente a la problemática, algo que “desgraciadamente no hemos conseguido por culpa de la obstaculización constante de los concejales de Izquierda Unida (IU) de la localidad”, dice Sigler. El popular explica que desde el Consistorio ha tratado de abordar en varias ocasiones en el marco de sus sesiones plenarias la situación, pero “siempre que hay como punto del día en el Pleno del Ayuntamiento la ocupación hacen lo que sea para no abordarlo”, asegura Sigler

No quieren participar en nada de lo que ha hecho en contra de esta lacra en el pueblo para no perder a sus votantes y que no les regañen desde instancias superiores”, lanza el concejal popular, que comenta que “el grupo IU ha propiciado que se suspendan varios Plenos en el Ayuntamiento desde el mes de agosto, y casualmente en todos se iba a tratar el tema de la 'ocupación' en el pueblo”.

Así, Sigler enumera la suspensión del Pleno extraordinario convocado para el día 28 de agosto y el del día 2 de octubre, además de darse un “altercando” en el celebrado el día día 7 de octubre. “Además de poner trabas para que se celebraran estos actos, cuando se dieron y se presentó la propuesta del Partido Popular y no se vieron en otro remedio que votar, lo hicieron en contra”, asegura Sigler, que incide en que se trata de una serie de hechos intencionados.

Por el contrario, Ángel Laborda Crespo, miembro de Izquierda Unida en Pezuela de las Torres, desmintió “por completo” la versión dada por el Partido Popular de la localidad. “No hay nada de verdad en ello, en absoluto”, sostuvo el concejal a Madridiario. Laborda señaló que “nuestra posición sobre el tema de los 'ocupas' no es la que se les achaca por parte del Grupo Popular", y han dejado constancia de ello de manera pública.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios