www.madridiario.es
El consejero de educación, Enrique Ossorio, presenta junto a Isabel Díaz Ayuso, el plan 'Vuelta Segura a las aulas'
Ampliar
El consejero de educación, Enrique Ossorio, presenta junto a Isabel Díaz Ayuso, el plan "Vuelta Segura a las aulas" (Foto: William Criollo Ortiz )

Ossorio advierte de que las autoridades sanitarias pueden confinar a los alumnos por municipios

miércoles 26 de agosto de 2020, 11:29h

El consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha advertido este miércoles de que las autoridades sanitarias pueden confinar a los alumnos por municipios en función de la incidencia del coronavirus.

En una entrevista en RNE, el consejero ha aclarado que según el plan anunciado este martes, el arranque del curso 2020/2021 se realizaría en el escenario II de presencialidad hasta segundo de la ESO y semipresencialidad en adelante en toda la región, también en las zonas con mayor incidencia.

"Evidentemente, las autoridades sanitarias, en función de las circunstancias, pueden confinar a un grupo estable de convivencia, a una clase, a un centro y también a los alumnos de un municipio; incluso, desgraciadamente, podría ser de toda la Comunidad, en cuyo caso pasaríamos al escenario III", ha manifestado.

En otra entrevista en Onda Cero, ha explicado que la motivación de la decisión de escalonar el inicio de curso, retrasando al 17 de septiembre el comienzo de las clases en 4º, 5º y 6º de Primaria, al 18 en 1º y 2º de la ESO, FP Básica y Grado Medio y al 28 en FP Superior, es "estrictamente sanitaria".

A este respecto, ha explicado que se trata de evitar que más de un millón de alumnos retomen las clases entre el 4 y el 9 de septiembre, al considerar que "era demasiado, por todos los motivos, también para ver qué es lo que sucede", en cuanto al "impacto sanitario".

No obstante, ha reconocido que han aprovechado para retrasar el inicio de curso en las etapas en las que "va a haber más problemas de ajuste", para contratar a los profesores y para buscar espacios.

Asimismo, ha reconocido la dificultad que va a suponer contratar a casi 11.000 profesionales, la mayoría docentes, y habilitar espacios para desdoblar las aulas, en las que el número de alumnos se reduce en el Segundo Ciclo de Educación Infantil y Primaria a 20, y en 1º y 2º de ESO a 23.

Bolsa de interinos

Las contrataciones se realizarán mediante la bolsa de interinos y los espacios irán desde bibliotecas y casas de la cultura cedidas por los ayuntamientos a aulas prefabricadas, que actualmente son "de una calidad extraordinaria".

Además, ha señalado que "como solución extrema y provisional" se instalarán mamparas en las mesas de los alumnos, que junto al uso de la mascarilla obligatoria a partir de los seis años "resuelve el problema sanitario", según la Consejería de Sanidad.

En cuanto a los padres que se nieguen a llevar a sus hijos a los centros educativos, ha subrayado que "lo más importante es convencerles de que la escuela va a ser un lugar seguro y de que la educación es algo tan importante que tienen que llevar a sus hijos al centro educativo".

A este respecto, ha recordado que la normativa actual establece la apertura de un expediente de absentismo cuando los padres por voluntad propia no llevan a sus hijos al centro escolar, instruido por los ayuntamientos, con la participación de la Policía Municipal si es necesario, y que se prevén penas de 1 a 3 años de cárcel.

"Yo creo que todos somos conscientes de la situación en la que estamos, de la preocupación que tenemos todos, y los padres también, por supuesto, y desde ese punto de vista tenemos que ver cómo aplicamos esas normas", ha agregado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios