www.madridiario.es
Las violaciones crecieron un 52% en Madrid en 2007

Las violaciones crecieron un 52% en Madrid en 2007

Por MDO/E.P.
viernes 11 de enero de 2008, 00:00h
Los delitos por violación contabilizados por los Juzgados de Instrucción de Madrid crecieron un 52 por ciento en 2007, produciéndose en concreto 38 frente a los 25 del año anterior, mientras que los actos de exhibicionismo descendieron un 19,51 por ciento, pasando de 82 a 66, según datos del Decanato de los jueces de Madrid.
En líneas generales, los delitos sexuales crecieron un 10,84 por ciento el pasado año, pasando a 1.084 frente a los 978 de 2006. Pese a este incremento, las cifras revelan que los delitos relativos a pornografía de menores se redujeron un 13,33 por ciento, bajando a 52 desde los 60 de 2006.

Según los jueces de Madrid, las agresiones sexuales crecieron un 14,71 por ciento (de 571 a 655), los abusos sexuales subieron un 17,33 por ciento (de 150 a 176) y los acosos sexuales aumentaron un 13,33 por ciento (de 45 a 51).

Ante el incremento de delitos, la Justicia madrileña y el Cuerpo Nacional de Policía acordaron coordinarse para reducir el incremento de estas agresiones, mediante la aplicación de un Protocolo de Actuación Coordinada de los Organismo Competentes en esta materia, impulsado por la Comisión de Violencia Sexual del Observatorio Municipal contra la Violencia de Genero del Ayuntamiento de Madrid y en vigor desde finales de 2007.

Esta especie de guía de actuación incluye las propuestas aportadas durante una reunión celebrada en abril entre el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, el fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, miembros de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional y el director de los servicios forenses de los Juzgados de Instrucción de la Plaza de Castilla.

Empleo de drogas amnésicas
Uno de los supuestos que contempla el manual se refiere a casos de violaciones en los que los agresores se valen de drogas amnésicas para que sus víctimas olviden lo ocurrido. Armengol explicó que "se han detectado casos en los que las víctimas no recuerdan nada de lo ocurrido". 

En estos supuestos, el Protocolo da vía libre a los médicos forenses para que puedan solicitar a las denunciantes una muestra de sangre y orina con la finalidad de que se pueda detectar la presencia de sustancias extrañas que alteren la conducta. De este modo, se podrá determinar si existe delito.

En concreto, una de las drogas utilizadas es la conocida como la Burandanga, una sustancia amnésica que provoca que la víctima ni siquiera recuerde si ha sido objeto de una violación. Esta sustancia, compuesta por bromhidrato de escopolamina, se emplea en otros países latinoamericanos, en especial en Colombia, para el secuestro de menores y la extracción de órganos.

Reincidencia de los agresores
Por otra parte, otra de las razones para alentar este Protocolo de Actuación Coordinada se refiere a las sospechas de la Policía de que la mayoría de los autores de agresiones sexuales acostumbran a reincidir en su comportamiento delictivo.

De hecho, uno de los casos más sonados en los últimos meses fue la desarticulación de una banda, integrada por colombianos y guatemalteco que violaba a adolescentes en el Parque del Oeste. Su 'modus operandi' consistía en intimidar a la pareja con navajas y luego el jefe del grupo, César U.Q., apartaba a la chica a otro lugar más oscuro y la violaba, mientras el resto del grupo robaba y controlaba al novio.

Cuatro de los detenidos en el operativo policial cumplen prisión incondicional por orden del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, que les imputa cuatro violaciones, 11 robos con violencia e intimidación y dos delitos de lesiones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios