www.madridiario.es

Las mejores medidas anti incendios

viernes 15 de mayo de 2020, 13:17h
Un incendio es una de las mayores amenazas a las que se tiene que enfrentar un edificio.
Las mejores medidas anti incendios
Ampliar

Precisamente por este motivo, se suelen llevar a cabo importantes medidas de seguridad tanto en la construcción, como en la decoración del mismo. Una de las soluciones más interesantes, es contar con unos buenos paneles de yeso ignífugo. Estos paneles son una de las mejores opciones de seguridad pasiva que tiene un edificio a la hora de protegerse del fuego. Además de ser resistentes al fuego, también son resistentes a los impactos que puedan llevarse, lo cual supone una doble protección si nos ponemos en el peor de los escenarios. Por último, estos paneles también son un aislamiento acústico de lo más eficaz, por lo que no se renuncia a la intimidad de ninguna estancia si decidimos colocar estos paneles en nuestro edificio.

Detección de incendios

Cuando ocurre un incendio, la mejor forma de poder acabar con el mismo es enfrentarse a él lo antes posible. En los casos en los que tarda en detectarse un incendio, este termina propagándose con una gran rapidez y además de tener que emplear más recursos para acabar con el mismo, los daños a los que nos enfrentamos serán mayores. Para poder detectar un incendio cuanto antes, lo más recomendable es contar con una seguridad especial en el edificio que nos lo permita, como por ejemplo es la correcta instalación de alarmas y detectores de humo. Estas alarmas saltarán a la mínima que detecten algo sospechoso y podrán estar vinculadas a rociadores de agua automáticos con los que frenar la propagación del mismo. A pesar de que esta agua no sirva para apagar el incendio por si solo, que humedezca los alrededores dificultará la tarea al fuego y, por lo tanto, tardará bastante más en expandirse.

Supresión manual

Por otro lado, debemos de contar con extintores estratégicamente colocados. A la hora de utilizar estos extintores, deberemos de comprobar que se encuentran homologados y que por supuesto, no han caducado. Un extintor es una forma estupenda de poder acabar con pequeños focos de fuego y, además, de ofrecer una medida de seguridad adicional para cualquier persona que se pueda quedar atrapada en un momento determinado.

Rutas de evacuación

Por último, cualquier edificio que se precie que quiera protegerse contra los incendios, deberá de tener una ruta de evacuación clara. Esta ruta, deberá de ser una ruta ininterrumpida a través de la cual las personas que se encuentren en el edificio puedan abandonar el mismo a una zona exterior, frecuentada por una escalera de incendios si se diera el caso de que se encuentra en una salida superior. Es especialmente importante mantener estas rutas de escape siempre limpias y desbloqueadas, puesto que en el caso contrario puede llegar a suponer un problema importante. Llevar a cabo prácticas y simulacros con el tiempo, preparará a los trabajadores del edificio en cómo actuar ante un incendio en el edificio, además de poder comprobar de que todos los elementos se encuentran operativos.