www.madridiario.es
Las cuatro formas en las que el big data cambia la vida
Ampliar

Las cuatro formas en las que el big data cambia la vida

miércoles 13 de febrero de 2019, 09:31h

Aunque es un concepto relativamente nuevo, el big data lleva con nosotros algunos años ya, exactamente los que le ha permitido la revolución de las tecnologías de la información y de la comunicación. Porque los datos siempre han estado ahí, generándose de manera espontánea con la actividad humana cotidiana y en la propia naturaleza que nos rodea, pero solo ahora somos capaces de registrarlos, analizarlos, interpretarlos y actuar en consecuencia. Eso es el big data.

De hecho, el concepto ya lleva casi tres décadas rondando en la cabeza de ingenieros, matemáticos y analistas, pero no ha sido hasta hace algo menos de diez años cuando hemos creado maneras de procesar ingentes cantidades de datos a una velocidad muy alta, procedentes de una enorme variedad de fuentes y completamente fiables. Esos cuatro elementos son los que dan sentido al big data y los que ya han cambiado nuestras vidas de maneras que ni siquiera sospechamos.

Tus próximas vacaciones saldrán bien gracias al big data

Si en tus próximas vacaciones coges un vuelo y llegas sin retraso a tu punto de destino, fácilmente le puedes dar las gracias al big data, convertido hoy en una herramienta inestimable para los profesionales del transporte aéreo, que tienen que organizar más de 100.000 vuelos diarios en unos cielos cada vez más congestionados.

Si el argumento de la puntualidad no te convence ―al fin y al cabo, siguen existiendo los retrasos o las temidas cancelaciones―, hay otro aspecto clave de tus vacaciones que viene directamente influido por el big data: el precio de los billetes de avión. Así lo explica el principal proveedor de servicios de navegación aérea en el Reino Unido, que asegura que gracias al análisis masivo de datos las compañías aéreas están ahorrando en costes operativos ―exceso de carga de combustible, tiempo de espera en aeropuertos, rutas poco eficientes…―, un ahorro que ayuda a que los billetes de avión sean cada vez más baratos.

Cada vez enfermas menos y la cura es más barata

Existen ciertos campos que se han beneficiado especialmente del big data, y la medicina es uno de ellos. Cada persona es una fuente increíblemente compleja de datos médicos: desde nuestro historial de enfermedades hasta las particularidades de nuestro ADN, pasando por nuestros hábitos alimenticios. Así, hace unas décadas, uno de los principales problemas de la comunidad médica era no solo registrar estos datos, sino procesarlos y cruzarlos unos con otros para ver tendencias y patrones.

Pero eso ha cambiado con el big data, que nos permite reducir significativamente el coste de los tratamientos médicos gracias a un diagnóstico más certero. ¿Cómo? Gracias a las enormes bases de datos que tienen los sistemas de salud de los países desarrollados, para los médicos es mucho más sencillo detectar si una persona padece una enfermedad, en qué estado se encuentra y qué tratamiento ha resultado más beneficioso en pacientes con un cuadro similar.

Cuando se trata de salud, el big data podría llegar incluso a predecir de manera fiable el brote de epidemias como la gripe, algo que Google llegó a conseguir…, al menos durante un tiempo.

El comercio electrónico e inteligente

Los comercios electrónicos son otro de los sectores que han abrazado con entusiasmo este concepto ―o conjunto de tecnologías― para conocer mucho mejor a sus potenciales clientes.

Predicción de ventas, evolución de ofertas en tiempo real, anuncios segmentados en extremo y completamente personalizados… Parece que el big data nació para ayudar a los comercios electrónicos a vender más, sencillamente, ayudándoles a entender mejor a los consumidores. Porque, cada vez que realizamos una compra ―incluso si terminamos no comprando, pero sí valorando esta opción―, dejamos una retahíla de datos que explican cómo somos, qué nos gusta y también en qué momento de nuestra vida nos encontramos. Lo explican en este revelador artículo de Forbes, que narra cómo la cadena de grandes almacenes norteamericana Target adivinó que una mujer estaba embarazada, incluso antes de que esta se lo dijera al futuro padre.

Tu equipo de fútbol juega cada vez mejor (si utiliza big data)

Hay aficionados al fútbol que parecen auténticas bases de datos: partidos ganados de su equipo durante las últimas temporadas, goles marcados por las estrellas, tarjetas rojas, saques de esquina… Desde luego, del mundo del fútbol se pueden extraer miles de datos y, de hecho, ya ocurre: algunas retransmisiones ya ofrecen detalles como los kilómetros recorridos por los jugadores, las posiciones del campo en las que se han concentrado, etc. ¿Qué ocurriría si algún equipo de fútbol no solo se fijara en tácticas y estrategia para ganar a su rival, sino en el propio big data para configurar su plantilla y sacarle el máximo provecho a cada uno de sus jugadores? No hace falta preguntárselo, ya lo sabemos.

Muchos clubes de Europa ya están utilizando el big data en su día a día para valorar posibles fichajes. Pero, sin duda, uno de los casos más relevantes es el del Leicester City, un club relativamente modesto que en apenas un par de años pasó de militar en la segunda división inglesa a ganar la Premier League. Y parte de ese triunfo nace del programa de entrenamiento que utilizó el laureado entrenador Claudio Ranieri, quien personalizó al máximo los entrenamientos de sus jugadores gracias al uso de datos y al conocimiento, al detalle, del estado físico de cada uno de ellos.

Estos son solo cuatro ejemplos muy específicos que demuestran que el big data no es una tecnología futurista, es la responsable de cambiar nuestras vidas para mejor sin que nos demos cuenta.

Las áreas en las que más se usa el big data

  1. En la red de transporte de las grandes ciudades y en la organización del tráfico aéreo.
  2. En el desarrollo de vacunas y tratamientos médicos, y en la predicción de epidemias.
  3. En el comercio electrónico, para conocer cada vez mejor a los consumidores y ofrecerles el producto o servicio perfecto.
  4. En el mundo del fútbol, donde perfeccionar los entrenamientos se ha convertido en el arma secreta de muchos equipos.

Consulte más información en el blog de CaixaBank.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.