www.madridiario.es

8 de marzo: Madrid feminista

jueves 08 de marzo de 2018, 08:01h

La realidad de las mujeres es denunciada históricamente por las Comisiones Obreras de Madrid. Desde hace muchos años y coincidiendo con el 8 de Marzo, a través de la Secretaría de las Mujeres presentamos un amplio informe basado en datos oficiales que muestran la fotografía de la desigualdad y violencia que padecen. Una fotografía que evidencia nuevamente cómo en la comunidad de Madrid la pobreza tiene rostro de mujer.

Con todo, este año, la lluvia fina de tantos años de lucha feminista ha empapado lo suficiente en la sociedad como para atender la llamada del movimiento feminista internacional, del que tanto CCOO como UGT formamos parte. Este año hemos dado un paso más y, clamando por la unidad, hemos organizado activamente la jornada de huelga laboral del 8 de marzo.

Organizar la huelga ha implicado mucho más que redactar frases más o menos ingeniosas en las redes sociales. Hemos venido realizando asambleas en todos los niveles de nuestro ámbito, que no es otro que el laboral, más allá de nuestro carácter sociopolítico. La huelga no es un fin en sí mismo, sino el más importante instrumento que tiene la clase trabajadora para arrancar reivindicaciones que de otra forma no se alcanzan.

Con ese rumbo, CCOO y UGT hemos registrado dos horas de huelga laboral el día 8 en los turnos de mañana, de 11:30 a 13:30 horas y tarde, de 16:00 a 18:00 horas porque consideramos que es lo más cercano a la realidad, fundamentalmente en los precarios sectores más feminizados. Dicho esto, cada sector, e incluso empresa, ha tenido flexibilidad para adherirse en otros horarios.

Este año, el 8 de marzo tiene que ser un punto de inflexión y la lluvia fina de la revolución feminista tiene que convertirse en una tormenta no solo movilizadora, también para concienciar a toda la ciudadanía y arrancar del miedo a tantas mujeres que padecen violencias. Este 8 de marzo tiene que ser una jornada de movilización histórica, que trascienda a dos horas, cuatro horas o veinticuatro horas de paro laboral. Por eso hay que apoyar también las movilizaciones en el ámbito de la educación, la huelga de consumo y la huelga de cuidados.

Esta jornada debe ser la de la unidad frente al terrorismo machista y la brecha salarial, dos caras de la misma moneda. La falta de derechos de las mujeres en pleno siglo XXI no se sostiene. Este 8 de marzo debe suponer un acelerón en la consecución de una sociedad igualitaria en la que la educación sea el instrumento fundamental.

Es la educación el pilar desde el que debe sustentarse una sociedad igualitaria y en valores. El problema presente y de cara al futuro es que cerca del 30 por ciento de la adolescencia y juventud actuales consideran la violencia de género una “conducta normal”. No es posible que se haya incrementado en más del 35 por ciento la violencia machista en el último año entre jóvenes y adolescentes.

El informe que hemos presentado y del que Madridiario ha dado cumplida información disecciona multitud de razones para secundar la huelga y las manifestaciones, pero poco hay que explicar a las mujeres que, por ser mujeres, padecen explotación laboral los motivos de esta huelga; poco hay que explicar los motivos de esta huelga a las mujeres que, por ser mujeres, padecen enfermedades profesionales; poco hay que explicar a madres con menores a su cargo y sin empleo, al borde de la exclusión social, los motivos de esta huelga; poco hay que explicar a las pensionistas que por una vida laboral interrumpida y precaria cobran 450 euros menos que sus compañeros varones pensionistas…

Poco hay que explicar las razones de la huelga a todas ellas, víctimas de una sibilina violencia machista, pero mucho menos hay que explicar la huelga a aquellas que padecen, casi siempre en silencio, el terror de la violencia física y psicológica en sus casas con sus parejas, ex parejas o en el centro de trabajo. Violencia que tantas veces da un último paso con el resultado de asesinato. En 2017 fueron asesinadas en España sesenta mujeres y ocho menores, trece de ellas en la región de Madrid.

Es por tanto imprescindible que la presidenta de la Comunidad de Madrid, los responsables de la región y la delegada del Gobierno se lean detenidamente este trabajo de CCOO de Madrid, la región más rica de España y que más desigualdad padece. Una desigualdad que, por otra parte, es alentada por la reforma laboral propiciando unas condiciones de trabajo indignas que terminan padeciendo especialmente las mujeres.

Hay cambios que requieren de concienciación y pedagogía, pero otros pueden ser inmediatos como la derogación de la Reforma Laboral o la aprobación de un Plan de Igualdad para la Comunidad de Madrid, como existía hasta 2005. Un plan de verdad consensuado con agentes sociales y organizaciones feministas, no una “estrategia” de “postureo”, que incluya políticas públicas y que se puedan trasladar a la negociación colectiva.

Miles son las razones para la huelga del 8 de marzo y para que 8 de marzo sea cada día. Una sociedad igualitaria es objetivo histórico de las Comisiones Obreras, por eso os alentamos a participar en la jornada de huelga y, en Madrid, en la concentración de la plaza de Cibeles a las 11:30 y por la tarde a las 19:00 desde Atocha hasta la plaza de España en una manifestación unitaria que desbordará al patriarcado.

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.