www.madridiario.es
Catedral de Módena
Catedral de Módena

Modena, la ciudad donde comparten protagonismo arte y cocina

lunes 20 de junio de 2016, 13:42h
En esta primera semana del verano, en Vivir viajar hubo una ciudad italiana que tuvo especial protagonismo. Modena, en primer lugar elegida como destino de la semana por nuestro compañero Miguel Ángel Almodóvar.

“Es una ciudad donde podemos encontrar muchas cosas. Comenzando por su Catedral, templo románico construido en los siglos XI y XII. Símbolo de la ciudad y referente por su torre Ghilardina, de 90 metros de altura y con 900 años de antigüedad.
Que se construyó con muy pocos medios porque ni en Módena ni en sus alrededores había canteras de piedra. Se utilizaron hasta las lápidas del antiguo cementerio romano. El interior es de ladrillo, lo que le da un cierto aire hogareño. En la cripta se encuentran los restos del obispo de la época, cuya tumba se abre una vez al año para comprobar que el esqueleto, lujosamente vestido, continúa allí.
Tanto la catedral, como la Torre Cívica (Ghilardina) y la Piazza Grande son Patrimonio de la Humanidad para la UNESCO.
Pasamos a hablar del Palacio Ducal, principesco, típico del siglo XVIII, construido sobre un castillo medieval. Edificio de la corte hasta la unificación de Italia, cuando pasó a convertirse en la Academia militar.
El Palacio de los museos, que acoge diferentes museos, el más importante de ellos la Galleria Estense con obras, entre otros, de Bellini, Velázquez, El Greco y su biblioteca con un gran número de incunables y manuscritos antiguos.
La Casa Museo Enzo Ferrari, tributo al genio de los motores y nacido en Módena. Un edificio futurista diseñado por el arquitecto Jan Kaplick, con la forma arqueada del capó de un coche y una cristalera que recuerda a la luna delantera de los automóviles. Se ven coches que van desde el más antiguo de los años 20 al Tomasso de 1965. Y por supuesto no nos olvidamos del Teatro Comunale Luciano Pavarotti, otro de los personajes más ilustres de Módena.


Ciudad donde se compaginan importantes monumentos con una cocina tan variada como apreciada. Porque no solo está su vinagre balsámico y que sea la capital de la región de las pasta fresca, el lambrusco, la mortadela, el Parmigiano Reggiano y del proscriuto de Modena.
Esta el gnocco frito, que es como una enorme empanadilla, pero sin relleno y una masa fina y crujiente. El crescentine, una masa parecida al pan y de forma circular. Se corta por la mitad y se rellena de fiambre, verduras, quesos, y cualquier cosa pero lo más típico es el pesto modenense. Una salsa con manteca de cerdo, romero y ajo y acompañado del Parmigiano reggiano.
Tienen muchos embutidos y también están el tortellino, el bersona y los macarrones. Como postre el barozzi, una tarta inventada en el siglo XIX”

Escuche el programa completo en Capitalradio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios