www.madridiario.es

La última frontera de los antiparquímetros

Por Enrique Villalba
miércoles 14 de mayo de 2014, 07:30h
Los barrios de El Pilar y La Paz exigen al Ayuntamiento de Madrid que retiren los parquímetros de sus vecindarios, al igual que lo que ha decidido el Consistorio para los cascos históricos exteriores a la M-30 que cuentan con Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).
  • Mujer pagando parquimetro

    Mujer pagando parquimetro

  • Vampirón en el Palacio de Cibeles

    Vampirón en el Palacio de Cibeles
    Juan Luis Jaén

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció hace dos semanas que desde el 1 de julio no habrá parquímetros en los cascos históricos de los distritos exteriores a la M-30. Una medida que fue acogida con júbilo por parte de los colectivos antiparquímetros que, a pesar del apoyo social y las sentencias judiciales a su favor, habían luchado durante ocho años sin éxito para que no se implantase este sistema de control del estacionamiento.

Pero el anuncio tenía sus sombras. Como explican desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad de forma reiterada, "la alcaldesa fue muy clara: se eliminarán los parquímetros de estos cascos históricos". Es la única respuesta que dan a pesar de que se les plantee que hay, al menos, dos barrios en una situación especial: El Pilar y La Paz, ambos en el distrito de Fuencarral- El Pardo. Y es que están en territorio fronterizo. Parte del barrio queda dentro del ámbito de la M-30 y parte fuera. La nueva Ordenanza de Movilidad no expecifica ninguna división administrativa en materia de parquímetros para estos barrios, como tampoco para Valdeacederas y Almenara, en Tetuán, también en situación similar. Todo se circunscribe como zona SER.

José tiene una droguería en el barrio de El Pilar y reivindica que se elimine el SER en todo el barrio, independientemente de que esté dentro o fuera de la M-30 al considerar que este sistema, además de haber perjudicado la movilidad y el estacionamiento, ha afectado a la economía del barrio y al atractivo que tenía para los vecinos de Madrid y los visitantes de otros municipios. "Antes de los parquímetros, aquí dejaban el coche un montón de gente de los pueblos de la carretera de Colmenar. Desde entonces se trasladaron a la zona de Ciudad Universitaria sin parquímetros, para evitarse pagar, que es donde los están instalando ahora para que no se libren. Lo que ha ocasionado es que El Pilar se quede como un pueblo porque nadie viene con el coche a la zona". Jesús Otero, líder vecinal del barrio de La Paz, concreta que quiere que se eliminen los parquímetros que quedan en el exterior de la M-30, tal y como prometió Ruiz-Gallardón en su programa electoral en 2003.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha suscrito las alegaciones de los antiparquímetros al considerar que el SER afecta al comercio y a los trabajadores que se desplazan a estas zonas, y supone más gasto que ingreso en estas zonas exteriores a la M-30. Pedro Casas, histórico líder antiparquímetros de Carabanchel, sentencia que "el Ayuntamiento tiene que ser coherente consigo mismo y eliminar este sistema de fuera de la M-30 porque no aporta nada a estos barrios y tienen que pagar sin recibir ningún nuevo servicio".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios