www.madridiario.es
Madrid al asalto de la escena empresarial española gracias al crédito y a ideas brillantes

Madrid al asalto de la escena empresarial española gracias al crédito y a ideas brillantes

Por MDO
lunes 14 de abril de 2014, 13:22h
Los emprendedores madrileños no están solos en sus cuitas empresariales, ya que la comunidad les brinda crédito a través de Avalmadrid, además de recursos, como locales o maquinaria, que otros empresarios están dispuestos a prestarles a través de la iniciativa "Impulsa a un emprendedor".

La comunidad de Madrid se ha erigido en una de las comunidades más emprendedoras de España. De enero a noviembre del pasado año el montante de empresas que se constituyó en la comunidad ascendió a 18.214 sociedades, según Avalmadrid. Por lo tanto, lidera el panorama emprendedor español y ha rebasado a regiones como Cataluña y Baleares que, a tenor de los datos arrojados por Analistas Financieros Internacionales (AFI) y por la Fundación Mapfre, dominaban la escena empresarial española en 2011, pues éstas aventajaban a Madrid en número de negocios constituidos.

Así, durante 2013, Madrid concentró el 21,1% de nuevas empresas y clausuró el año con 1.877 entidades más que en Cataluña. Quizás a estos buenos números haya contribuido el convenio suscrito entre la comunidad madrileña y Avalmadrid cuyo objeto es insuflar crédito a todos aquellos proyectos empresariales que se circunscriban al ámbito de Madrid. Dichas ayudas se concretan en fondos de hasta 60.000 euros a devolver en un plazo máximo de cinco años.

Pero al emprendedor, además de estas vías, se le ofrecen otros cauces para poner a punto el motor de su negocio. De este modo, la Comunidad se ha embarcado en una iniciativa novedosa que, bautizada como "Impulsa a un emprendedor", pretende derivar los excedentes de recursos de empresas ya consolidadas, como locales, maquinaria o equipamientos (la oferta es dispar), a aquellos nuevos proyectos que anden faltos de ellos.

Eso sí, la tarea no es del todo altruista, pues los empresarios que ceden sus recursos obtienen con su gesto una participación en el negocio del emprendedor. La idea, que acaba de echar a andar en la comunidad, es pionera en España y se ha granjeado el reconocimiento y admiración de la Agencia Española de Desarrollo Regional en 2012, donde obtuvo el primer premio. Sin embargo, a nivel internacional también ha recibido el agasajo de los premios, dado que en 2013 se ganó un meritorio puesto como finalista en los galardones concedidos por las Naciones Unidas a la Mejor Iniciativa de Servicios Públicos del Mundo.

Todas estas propuestas pretenden arrimar el hombro en la tarea de repoblar España de empresas tras la debacle ocasionada por la crisis donde, según un estudio elaborado por la agencia de calificación Axesor, 27.108 negocios han bajado la persiana, aunque este informe no recoge datos completos del año 2013.

Sin embargo, incluso estas herramientas encaminadas a animar el paraje empresarial español pueden no estar al alcance de todos los futuros empresarios. Así, quizás nos encontremos con empresas que al no cumplir alguno de los exigentes requisitos estipulados por Avalmadrid para la concesión de un crédito (como no poder aportar mediante recursos propios el 25% de su plan de inversión) decidan conseguir el brío financiero necesario a través de un préstamo personal como los que la novedosa empresa Cashper o su competidora Wonga contemplan.

De esta manera, Cashper propone sus préstamos personales de hasta 500 euros a devolver en un máximo de 30 días. Dichos préstamos se pueden volver a solicitar en cualquier momento, no necesita avales y dan esquinazo a la temida burocracia ya que en diez minutos puede obrar en nuestra cuenta para que lo invirtamos en actividad empresarial.

En esta línea también se mueve Wonga; una compañía londinense que busca paliar las necesidades crediticias de los clientes. La peculiaridad de los créditos de Wonga es que puedes pedir hasta 600? si ya eres cliente, y 300? si aún no lo eres, a devolver en un máximo de 30 días también.

Ambas franquicias dispensan una ayuda financiera que, aunque pequeña, puede suponer un espaldarazo para empresas debutantes.

Sin embargo, resulta obvio que no todo es financiación y la posibilidad de obtener recursos muebles o inmuebles a la hora de emprender nuestro negocio, pues la experiencia de empresarios más curtidos y exitosos también es precisa para alumbrar nuestros primeros pasos empresariales. Así, en Madrid prosperan los viveros de empresas y las aceleradoras de startups como Grupo Intercom, Cink Emprende o Wayra.

De algunas de ellas han partido empresas que a día de hoy despiertan la envidia de otras muchas. Algunas de estas rutilantes estrellas del firmamento empresarial español son Infojobs o Softonic, gestadas en el seno del Grupo Intercom. También se prodigan los empresarios, algunos del calado de Juan Roig (fundador del imperio Mercadona) al que podemos ver al frente de la propuesta Lanzadera.

En definitiva, todas estas iniciativas tienen la meta puesta en regar ya sea con crédito o con recursos formativos esos brotes de empresas que, en breve, llenarán nuestro país de la mejor floresta empresarial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios