www.madridiario.es

Los números no mienten

lunes 14 de octubre de 2013, 18:27h

Desde la presidencia de la comunidad se perfilan voces que se alzan, la más fuerte la del presidente, contra el caduco sistema de financiación autonómico actual que sufrimos perjudicados los madrileños; un modelo que fue impuesto de manera unilateral por el Gobierno de Zapatero, para beneficiar a las regiones que él debió considerar indiscutibles graneros de votos, Cataluña y Andalucía, perjudicando siempre a Madrid que consideraba coto privado de la oposición.

Aclaro que es esencial no mezclar en el debate de la financiación a las comunidades, otros asuntos como es el debate de la independencia regional, porque distrae de la cuestión primordial y además no tiene cabida en nuestra Constitución.

Es necesario cuanto antes crear un modelo financiero más transparente, justo y coherente que además tiene marcada su fecha de inicio. El 1 de enero de 2014 debería estar aprobado un nuevo sistema de financiación autonómica. Así lo establece la ley porque así se acordó en la pasada Conferencia de Presidentes de hace un año.

Desde 2009 coincidiendo con el recrudecimiento de la crisis nacional, la Comunidad de Madrid ha visto cómo se le reducían sus ingresos un 8%. Este año se nos han quitado 1.000 millones, y la previsión para 2014 es consolidar una pérdida de otros 1.300 millones de euros; seis puntos mayor de perdida que la media del resto de regiones.

Por poner ejemplos ilustrativos, con esos 1.300 millones de euros que el sistema de financiación nos resta podrían construirse en Madrid 274 colegios, 158 bibliotecas o cubrir toda la subvención al transporte público.

El Estado recauda en nuestra comunidad 66.000 millones de euros y recibimos de vuelta algo más de 11.000 millones, es decir, el 17%. En Cataluña se recaudan 27.000 millones de euros y les revierte 15.700, el 58%. Comparen cifras y porcentajes. En Andalucía, que recaudan 8.800 millones de euros, reciben prácticamente 16.000, es decir, el 184%. Así hasta presido yo Andalucía, sin responsabilidad económica ninguna. Esto significa que Cataluña recibe 3,5 veces más que Madrid, aun recaudando cuatro veces menos, y que Andalucía recibe todavía más, con una recaudación 7,5 veces inferíos a la madrileña.

El sistema es tan injusto que, cuanto mejor va Madrid, que en estos momentos presenta los mejores datos económicos de toda España, menos recursos recibe del sistema de financiación nacional. Pero, al mismo tiempo, nos hace dar más al fondo de solidaridad para que crezcan las demás regiones. En este sentido, el 73% del Fondo de Garantía de Servicios Esenciales lo pone Madrid, aportando 3.000 millones, cuando Cataluña, que es la segunda región aportadora y la que mejor vende lo que aporta, lo hace con 718 millones.

Los madrileños deberíamos saber de estos números para contestar a tanto engaño y sentirnos muy orgullosos de ser los que más contribuimos al desarrollo del resto de regiones de España, pero no es justo, ni puede permitirse que se instale como una generalidad que cuanto más nos esforcemos, menos recibamos, al contrario de lo que sucede con Comunidades como la de Cataluña, que parece que nos
mantienen a todos cuando la realidad es otra, bien distinta y desleal.

Necesitamos y exigimos desde Madrid un reparto justo, que premie el ahorro y castigue la irresponsabilidad económica y de gestión de las autonomías. No podremos cargar eternamente con los morrales ajenos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.