www.madridiario.es
Concurso de ortografía
Concurso de ortografía

Un concurso para mejorar la ortografía

Por MDO
jueves 20 de junio de 2013, 12:34h
Los alumnos de 6º de Primaria del colegios Casvi han participado en el I Concurso de Ortografía del centro, que han preparado sus compañeros de 1º de Bachillerato Internacional. El objetivo es mejorar estos conocimientos, que a algunos estudiantes todavía se les resiste.

Para el profesorado, incluido el de la enseñanza superior, la mala ortografía es un quebradero de cabeza. Según los últimos estudios se trata de una asignatura pendiente en el sistema educativo español. Una circunstancia que se tiene muy en cuenta desde Eurocolegio Casvi, a partir de  1º Educación Primaria. Lo hacen mediante material específico con el que se trabaja de forma minuciosa este aspecto. Es más, en 5º y 6º de Primaria se trabaja con manuales ortográficos diseñados por los propios docentes. A esto se añade la importante carga lectiva que se le da al hábito lector, práctica con la que también se mejora en ortografía.

Recursos a los que se acaba de unir este concurso de ortografía, que ha demostrado calar entre el alumnado y obtener un gran éxito de participación y seguimiento. Organizado por alumnos de Bachillerato Internacional, y enmarcado dentro de las actividades CAS (Creatividad, Acción y Servicio), ha estado dirigido a alumnos de 6º de Primaria que, durante dos sesiones celebradas en el salón de actos del centro, se vieron obligados a pasar diferentes pruebas. Enigmas para cuya resolución se estuvieron preparando durante meses, y en horario de recreo, gracias a la colaboración y a las útiles enseñanzas de los mismos alumnos de Bachillerato, organizadores del evento, nueve en total, para los que esta iniciativa les ha supuesto toda una experiencia a la hora de ponerse en el papel de los profesores y convivir con los alumnos. Su intención, además, era hacer divertidas las clases de ortografía "cuando siempre han resultado un poco aburridas", comenta una de las alumnas, Diana.

Pruebas

La primera fase estuvo dedicada al deletreo de palabras. "Aunque el vocablo fuera fácil podía ser largo, por lo que aquí se hacía muy importante la concentración y el trabajo", detalla Ting, otra estudiante. La segunda consistía en hacer un dictado con palabras que "si no te habías esforzado en trabajar en clase, directamente no las sabías escribir". La tercera eran normas ortográficas, "que ha resultado ser la más complicada porque era la más teórica cuando, sin embargo, todas estaban sacadas de su propio libro". La cuarta consistía en decir una serie de palabras a partir de unos requisitos dados que también tenían que ver con las normas ortográficas, mientras que la última era "todo trabajo en equipo: primero debían ser discretos para que el grupo de al lado no lo oyera, y también organizados", concluye Ting.

Así pues, una experiencia que los alumnos de Bachillerato Internacional esperan haya sido enriquecedora, como también formativa. "Muchos consideran que la ortografía no es importante, sobre todo con las redes sociales en las que cada uno escribe como le da la gana, pero el concurso ha estado bien para hacerles ver que la ortografía, además de ser importante, también puede ser divertida", apunta a estudiante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios