www.madridiario.es

Las fiestas de Villarejo, Carabaña y Navalcarnero, de interés turístico regional

Por Enrique Villalba
sábado 15 de junio de 2013, 19:54h

La Consejería de Empleo, Turismo y Cultura aprobó el 6 de junio las declaraciones en vista de los informes favorables, tras las peticiones formales realizadas por los municipios, tras cerrar los acuerdos en los plenos municipales correspondientes.

Este reconocimiento permite a los municipios beneficiados incluir la fiesta dentro de los catálogos de la Comunidad de Madrid, lo que supone entrar en los circuitos regionales de visitantes y, por extensión, aumentar su número de turistas. Según la viceconsejera de Turismo, Carmen González, toda declaración parte de la solicitud formal de los municipios, que deben acreditar la importancia social de la fiesta, basándose en criterios de antigüedad, continuidad en el tiempo, arraigo y diversidad. La Dirección General de Artes Escénicas y al Federación de Municipios Madrileños deben aportar informes positivos para que la propuesta alcance el Consejo de Gobierno regional, donde se certifica su declaración.

Con estas ya son trece las fiestas de interés turístico regional que posee la Comunidad de Madrid, a las que se añaden cinco fiestas de interés turístico nacional (el Motín en Aranjuez, la Pasión de Chinchón, la Fiesta de la Vaquilla en Colmenar Viejo, la Romería de la Virgen de Gracia en San Lorenzo de El Escorial y el Santísimo Cristo de los Remedios en San Sebastián de los Reyes).

El alcalde de Navalcarnero, Baltasar Santos, incide en que la fiesta del mercado y las bodas reales reivindica uno de los acontecimientos históricos más importantes del municipio. Durante 15 años se ha interpretado el evento, con todo lo que eso significa a nivel turístico y cultural. "La declaración de fiesta de interés turístico regional va a multiplicar hasta por diez el número de visitantes, lo que va a potenciar enormemente el sector servicios de la zona".

El primer edil de Villarejo de Salvanés, Marco Antonio Ayuso, explica que la Pasión de Jesús es una gran desconocida en la comarca, a pesar de que lleva celebrándose 33 años. "Su particularidad con respecto a otras pasiones vivientes es que se celebra todo el espectáculo en un escenario a los pies de la muralla", comenta. En el evento participan 200 vecinos directamente. Por su parte, Nadia Álvarez, regidora de Carabaña puso en valor una fiesta con 25 años de antigüedad. "El pueblo se une en la fiesta y todo el mundo colabora de manera directa o indirecta. El reconocimiento nos pone turísticamente en el mapa, lo que conlleva mejorar la economía y el empleo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios