www.madridiario.es

Chamartín y Méndez Álvaro, con ausencia de problemas y gran afluencia de viajeros

Barajas registra largas colas de viajeros en el primer día de la 'operación salida'

Por MDO/E.P.
martes 31 de julio de 2007, 00:00h
Las estaciones de tren y el aeropuerto madrileño registraban este martes una gran afluencia de viajeros, coincidiendo con el primer día de la 'operación salida', aunque no ha habido problemas destacables. En el aeropuerto de Barajas había largas colas esperando facturar su equipaje, mientras la tranquilidad fue la nota dominante en la estación de tren de Chamartín, y la gran afluencia de viajeros se notaba en la estación de autobuses de Méndez Álvaro.
El aeropuerto de Barajas presentaba un aspecto bullicioso debido a la gran cantidad de viajeros que aguardaban en las colas de facturación y de espera de la Terminal 4, para iniciar sus vacaciones de verano en este día de inicio de la operación salida de agosto. Uno de los viajeros, Gonzalo, que esperaba junto a su mujer y sus dos hijas para facturar su equipaje para sus vacaciones estivales, "de una semana en Menorca", concretó que iba a seguir "un plan familiar de playita y descanso".

Respecto a la repercusión del pago de la hipoteca en las vacaciones, destacó que en su caso "toca el mes que viene", pero que todo se nota y  que "todo el mundo está recortando las vacaciones". "Se reduce el número de días, se sacan las vacaciones con más tiempo y se intenta aquilatar lo más que se pueda", puntualizó. Por su parte, Ricardo, de Córdoba, y que afirmó estar en la mitad de su viaje de luna de miel junto a su esposa, aclaró que después un crucero a las islas griegas iban a "descansar un poquito a Lanzarote".

Otra viajera, Rosa, resumió sus propósitos vacacionales en Palma de Mallorca como doce días de "playa, cubos y pala, y descansar "un poco si se puede". Además, se lamentó de que estos sean "pocos días" de las 365 jornadas de trabajo al año. Por ultimo, aseguró que siempre va al mismo destino porque, con dos niñas que tiene, "no es para arriesgarse" y destacó que "hasta el año que viene" no tiene más días de asueto, ya que "no está la cosa para más vacaciones".

Sin problemas en Chamartín
Decenas de personas esperaban este martes en los vestíbulos de la estación de Chamartín, en Madrid, la llegada de los trenes que les llevarían a sus destinos de vacaciones. Sin embargo, la escasa afluencia que presentaba a media mañana la estación y la ausencia de problemas a la hora de conseguir billetes hacían olvidar que comienza la operación salida de agosto.

Diana, una viajera que empezaba sus vacaciones, explicó que ella, a diferencia de la mayoría, sí ha sufrido complicaciones a la hora de conseguir su billete para viajar de Alicante a León en un tren directo. "Me dijeron que no había hasta el cuatro de agosto", indicó, motivo por el cual se ha visto obligada a hacer 'escala' en Madrid.

Por su parte, José Luis, un valenciano que se dirigía a León para "iniciar el Camino de Santiago", señaló que ya se nota que toda la gente está yéndose de vacaciones, ya que "las colas están cargadas y los trenes van justos". Pese a ello, este peregrino se mostró ilusionado porque inicia hoy sus vacaciones y aún le queda "un mes por delante" que, según indicó, afronta "con muchas ganas de que no se acabe".

Sin embargo, no todo eran buenas expectativas para el mes que comienza. Algunos de los viajeros que esperaban, como María, no se van, sino que regresan, y eso supone también la vuelta al trabajo, algo que, según comentó, aún no ha "digerido".   En su caso, tras pasar "quince días" en la isla francesa de Córcega, el sentimiento que queda es el de que las vacaciones han sido "cortas" y el de la "pena" de ver cómo "todo el mundo se va hoy de vacaciones" mientras "tú vuelves".

Centenares de viajeros en Méndez Álvaro
Mientras, la estación de autobuses de Méndez Álvaro de Madrid congregaba a centenares de viajeros dispuestos a iniciar sus vacaciones de verano en el primer día de la operación salida de agosto, el periodo estival que acumulará un mayor número de desplazamientos por carretera, con cerca de tres millones y medio.  

Fernando, que regresaba de Croacia, explicó que se encontraba esperando un autobús con destino a Valladolid, ya que aún le quedaban "diez días de vacaciones". Además, reconoció no haber tenido problemas para adquirir su billete ya que los compró "desde mucho antes".

Concha, que también descansaba a la espera de su autobús, señaló que viajaba a un pueblo de Toledo de donde era originaria y confirmó que no había tenido ningún problema para sacar su billete, a pesar de la fecha que era. "He venido sin billete y no sabía ni a qué hora iba a salir pero no ha habido ningún problema", añadió.

Finalmente, Rafaela, que ultimaba su equipaje para viajar a Valladolid, afirmó que acudía a la ciudad castellano-leonesa "aprovechando las vacaciones" para visitar a su hermana enferma y que permanecería allí durante unos días "para acompañarla". "Hay muchísima gente. Vengo de Getafe y todo está completamente lleno, esperemos que la carretera esté un poquito más desahogada", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios