www.madridiario.es

El encausado estuvo desaparecido, pero finalmente se entregó ante el TSJM

El Supremo ratifica la condena de 17 años por la muerte de Ndombele

El Supremo ratifica la condena de 17 años por la muerte de Ndombele

Por MDO/E.P.
jueves 12 de julio de 2007, 00:00h
El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la condena de 17 años y seis meses de prisión que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) impuso a José David Fuertes Sánchez por el asesinato a puñaladas del menor angoleño Ndombele Augusto Domingos ocurrido en julio de 2002 en el polígono de Costa Polvoranca, situado en Alcorcón.
El Alto Tribunal desestima así el recurso interpuesto por el acusado contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que rebajó de 18 años a 17 años y medio la condena impuesta a Fuertes por la Audiencia Provincial de Madrid.

En junio de 2006, un jurado de la Audiencia de Madrid consideró probado que a las 5.15 horas del 20 de julio de 2002 en las inmediaciones del pub Inn, ubicado en el polígono de Costa Polvoranca, en Alcorcón, se inició una discusión entre Pablo G.S. y un grupo de jóvenes, entre los que se encontraba la víctima, Ndombele Augusto Domingos, de 16 años de edad.

Tras la pelea, Pablo G.S. volvió al lugar de los hechos acompañado de José David Fuertes que, utilizando una navaja, apuñaló dos veces "de forma sorpresiva y sin mediar palabra" a Ndombele, provocándole la muerte.

El Supremo no admite el recurso
Fuertes recurrió en casación la sentencia condenatoria del TSJM alegando quebrantamiento de forma, vulneración de precepto constitucional e infracción de Ley. Pero  la resolución judicial del Supremo desmonta uno por uno los motivos que sustentan el recurso interpuesto por la defensa, basado fundamentalmente en las contradicciones apreciadas en el testimonio de uno de los testigos principales, Jesús María V.M., un joven amigo de la víctima que presenció los hechos.

A este respecto, el Tribunal concluye que "no cabe descartar la fiabilidad de Jesús María" porque sus declaraciones no son contrarias a otras afirmaciones escuchadas en la Sala, sino "complementarias", y alega que las contradicciones "no afectan al núcleo del hecho como para determinar la descalificación del testimonio".

Un caso rodeado de incógnitas
El conocido como 'caso Costa Polvoranca' ha sido uno de los más sonados de los últimos años, ya que estuvo rodeado desde el principio de incertidumbre y contratiempos. El procedimiento judicial comenzó en noviembre de 2004, cuando José David Fuertes se enfrentó a un primer juicio con jurado en el que el fiscal solicitaba para él 13 años de prisión por un delito de homicidio, proceso del que salió absuelto.

Días después de conocerse la sentencia que declaraba la no culpabilidad del acusado, un magistrado de la Audiencia Provincial presentó una denuncia por presunto falso testimonio contra dos testigos del juicio. A partir de entonces, tanto la acusación particular como la acusación popular, ejercida por la asociación El Movimiento contra la Intolerancia (que nunca se mostraron conformes con la sentencia) empezaron a interponer una serie de recursos que dieron como fruto la anulación de la sentencia que absolvía a Fuertes y la repetición del juicio.

En el tiempo que medió entre la puesta en libertad de Fuertes y la repetición del proceso, el acusado estuvo desaparecido, lo que obligó al Tribunal Superior de Justicia a dictar una orden detención. Finalmente, el procesado se entregó ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que decretó su prisión provisional comunicada e incondicional hasta que fuera juzgado.

Pero el 'caso Costa Polvoranca' no ha estado marcado solo por las idas y venidas de Fuertes, sino también por la muerte en extrañas circunstancias de Pablo G.S., uno de los testigos, que fue hallado muerto con un disparo en la cabeza. José David Fuertes siempre acusó en sus declaraciones a Pablo G.S. de ser el autor de la muerte de Ndombele.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios