www.madridiario.es

Habrá un plan especial para la regulación de la actividad quirúrgica

Refuerzo sanitario y recomendaciones ante la llegada del calor

Por MDO/Efe
viernes 15 de junio de 2007, 00:00h
Refuerzo de personal sanitario en las zonas turísticas, incremento de las camas hospitalarias disponibles o un plan especial para la regulación de la actividad quirúrgica son algunas de las medidas que la Comunidad de Madrid pondrá en marcha en su Programa de Actuación Sanitaria de este verano.
El consejero de Sanidad, Manuel Lamela, ha presentado el Plan especial que el Ejecutivo de Aguirre ha diseñado con el fin de "garantizar una prevención eficaz contra los efectos del calor y una asistencia que mantenga los niveles de atención de los que gozan los madrileños durante el resto del año", afirmó el consejero.

El cambio de los hábitos vacacionales de los madrileños, "que cada vez pasan más parte de las vacaciones en Madrid y se ausentan menos de la ciudad" y el incremento de turistas que registra la región en los últimos años han llevado, según Lamela, a intensificar, entre otras cosas, la actividad de los quirófanos.

Lamela calculó que se efectúan unas 48.000 intervenciones entre julio y septiembre para mantener así el objetivo de tiempo de espera quirúrgica máximo de 30 días para lo que los quirófanos permanecerán abiertos mañana y tarde.

Además, 76 nuevos profesionales se incorporarán a los centros de atención primaria de 60 municipios de la región, a los que hay que sumar un refuerzo preventivo en situaciones de gran afluencia de personas, como eventos especiales y fiestas. Para facilitar la coordinación y agilizar las derivaciones, 102 nuevas camas pasarán a formar parte de la red sanitaria.

En cuanto al plan de alerta y prevención "la Comunidad está poniendo todos los esfuerzos en velar por la salud de los grupos sociales más vulnerables al calor: los ancianos, los niños y los enfermos crónicos", destacó.

A partir de 36,6 y 38,6 grados de temperatura durante más de cuatro días las autoridades sanitarias clasificarán la situación de Nivel II o de "Alto Riesgo" y de Nivel I o "Nivel de Precaución" si estas temperaturas no superan los tres días consecutivas.

Beber agua
Respecto a los efectos que las olas de calor podrían provocar en los colectivos vulnerables, Lamela subrayó que la prevención es el mejor sistema para evitar problemas de salud y aconsejó "beber dos litros de agua al día, no tomar bebidas alcohólicas o demasiado frías y no salir a la calle o realizar ejercicio físico en las horas de más calor".

Los ciudadanos interesados, previa solicitud en el 902 545 700, recibirán mensajes telefónicos en el caso de situación de alerta. La información se difundirá, además, a través de la 'web' de la Consejería de Sanidad, el 012 o los dípticos que se distribuirán en centros de atención primaria y farmacias de la región.

Otro de los puntos del plan es la intensificación de la campaña de donación de sangre que pretende incrementar en un 5 por ciento las donaciones de los madrileños. "Sería una gran noticia si en septiembre hubiésemos superado las 29.500 donaciones", concluyó Lamela.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios