www.madridiario.es

No se han encontrado indicios de delito

El juez Marlaska archiva la investigación contra los directivos de Air Madrid

El juez Marlaska archiva la investigación contra los directivos de Air Madrid

Por MDO/Efe
viernes 15 de junio de 2007, 00:00h
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska ha acordado este viernes sobreseer las investigaciones contra el presidente de Air Madrid, José Luis Carrillo, y otros tres directivos por presunto fraude en la venta de billetes después de saber que iban a cerrar la compañía.

En su auto, Marlaska acuerda el sobreseimiento libre al no haber encontrado "indicio alguno de criminalidad" y considerar que no ha lugar a practicar "diligencia alguna de instrucción complementaria". Contra este auto cabe recurso de reforma o apelación en el plazo de tres días.

De este modo se cierra la investigación iniciada el pasado mes de diciembre a raíz de las denuncias presentadas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a la que se adhirieron las de Asgeco Confederación, Fuci y el particular Marcelo Amendola.

Dentro de las diligencias practicadas declararon como imputados el presidente de la compañía, José Luis Carrillo, el adjunto a la presidencia, Julio Miguel Martínez, la directora del departamento de Ventas, Silvia Avelar Bravo, y el director del departamento de gestión, Juan Barjau Romero. En calidad de testigos declararon el director general de Aviación Civil, Manuel Bautista, y el instructor del expediente abierto por la Dirección General de Aviación Civil contra Air Madrid, Javier Asenjo.

Una "acusación injusta"
El abogado Pedro Pérez-Ocaña, que defiende al presidente de Air Madrid, indicó que el auto de la Audiencia Nacional que archiva la causa abierta por estafa contra José Luis Carrillo y otros tres ejecutivos de la compañía ha demostrado que la acusación era "notoriamente injusta". Además, el abogado calificó de "positivo" el fallo del juez Fernando Grande Marlaska, porque "deja clara cuál ha sido la conducta de los administradores", quienes fueron acusados por haber vendido billetes sabiendo presuntamente que iban a suspender sus actividades.

Pérez Ocaña explicó que el 90 por ciento del cobro de los billetes vendidos entre noviembre y diciembre de 2006 fue recaudado por las agencias de viajes y estuvo en poder de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), hasta que fue enviado al concurso de acreedores pedido por Air Madrid. "El dinero no lo tenían" los administradores de Air Madrid y, por tanto, enfatizó la defensa de José Luis Carrillo, no pudo haber estafa "en ningún momento".

Además de la tramitación de la insolvencia de Air Madrid, de la que se encarga el Juzgado Mercantil número 5 de Madrid, la defensa del presidente de la aerolínea estudiará, en un futuro, si emprender acciones contra la Administración del Estado, pues su decisión de suspender temporalmente la licencia de la compañía ha motivado unos daños económicos.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios