www.madridiario.es

Se podrán construir viviendas rurales aisladas

viernes 14 de diciembre de 2012, 00:00h
El pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves la Ley de Viviendas Rurales Sostenibles, que permite construir casas unifamiliares en el campo.
La ley ha salido adelante con los votos de los diputados del Grupo Parlamentario Popular y ha contado con el rechazo de los diputados socialistas, los de IU y UPyD. La oposición denuncia que la norma supone "una verdadera amenaza" para el medio natural.

Las viviendas se podrán construir en suelo urbanizable no sectorizado, suelo no urbanizable por planeamiento urbanístico municipal no sujeto a protección sectorial y en suelo con protección sectorial, pero "cuando su régimen jurídico no prohíba el uso residencial".

En su intervención, el portavoz de Medio Ambiente del PP, Álvaro González, ha destacado que esta ley permite crear este tipo de viviendas en suelo "nunca protegido". "En todo el suelo que esté protegido no pueden construirse este tipo de viviendas", ha reseñado. Además, ha destacado que esta norma equipara a Madrid con el resto de comunidades autónomas en las que ya existe este modelo, y ha subrayado que la norma es "muy exigente".

"Pedimos un mínimo de seis hectáreas para poder construir este tipo de viviendas. Por ejemplo, en Cantabria piden 0,5 hectáreas, en Extremadura, dos hectáreas. Nosotros pedimos 3,5 metros de altura, es decir una sola planta. En otras comunidades como Castilla-La Mancha piden cinco metros de altura, es decir, dos plantas", ha detallado.

Por su parte, el portavoz socialista en esta materia, Antonio Fernández Gordillo, ha mostrado su rechazo a la norma, ya que se ha hecho "a espaldas de la realidad y en contra de ecologistas, catedráticos de universidad, el mundo científico, asociaciones de arquitecturas e incluso 326 técnicos y empleados de la Consejería que han pedido que retire esta ley".

También ha incidido en que es "una ley que tiene dudosa constitucionalidad", ya que colisiona con "la Ley de Bases estatal de Suelo, con la ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, con las competencias de los ayuntamientos y toda la legislación estatal". El Partido Socialista estudia recurrirla al Tribunal Constitucional.  

El diputado de UPyD Gabriel López ha expresado la oposición total de su grupo a la Ley y ha señalado que les parece "un error", ya que a su juicio consagra "un modelo donde el suelo rural ya está de más en la Comunidad de Madrid". Además, ha recordado que es un proyecto que ha suscitado el rechazo completo de todos los expertos tanto urbanistas como arquitectos.

Por su parte, la diputada de IU Carmen Villares ha señalado que, desde el inicio, su grupo se ha posicionado en contra de la norma y, por ello, han hecho "una enmienda a toda la ley". Villares ha criticado que esta norma autonómica "no tiene nada de rural ni de sostenible, sino que a su juicio da privilegios a las castas que sostienen a este Gobierno para hacer viviendas que son otra cosa".

Zonas afectadas
"Ley Virus no es sostenible, privatiza el medio rural, favorece a las clases más privilegiadas, es muy vulnerable a corruptelas urbanísticas y resta autonomía a los Ayuntamientos", aseguran en un comunicado Ecologistas en Acción y GRAMA, asociaciones que han hecho un estudio sobre los espacios naturales que se verán afectados y lo han reflejado en  mapas. También ha editado un vídeo con el que pretende explicar los efectos de esta ley.

Según las indagaciones de los ecologistas, se verían afectadas sobre todo las zonas periféricas de protección de espacios naturales como los parques regionales del Sureste, de la Cuenca Alta del manzanares o del futuro parque nacional de Guadarrama. Además, la ley sería aplicable en el 41 por ciento del suelo rústico, unas 330.000 hectáreas, donde se podrían construir 7.000 viviendas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios