www.madridiario.es

El organizador de la fiesta en el Madrid Arena, en libertad, culpa al Ayuntamiento

martes 20 de noviembre de 2012, 00:00h
El organizador de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, ha culpado a la Policía Municipal de lo ocurrido la noche del pasado 31 de octubre, cuando fallecieron cuatro chicas por una avalancha humana. Tras una declaración de casi cuatro horas, el juez lo ha dejado en libertad sin fianza, aunque deberá comparecer los días 8 y 24 de cada mes ante el juzgado
El gerente de Diviertt, Miguel Ángel Flores, ha comparecido este martes ante el juez Eduardo López Palop, que instruye lo ocurrido la madrugada del 1 de noviembre, como imputado por cuatro delitos de homicidio imprudente por la muerte de cuatro jóvenes en la fiesta que se celebró en el Madrid Arena. Durante su comparecencia, Flores ha asegurado que la policía municipal era la responsable de controlar el macrobotellón que se produjo fuera del Madrid Arena en el que durante cuatro horas, según ha dicho, los jóvenes estuvieron bebiendo.

Sobre el número de personas que asistieron al evento, el empresario ha señalado que pudo haber entre 14.000 y 15.000 personas precisamente por esa falta de control de la policía municipal, lo que provocó la entrada masiva de chavales que venían del botellón. Según los cálculos de Flores, se vendieron 9.650 entradas, a las que habría que sumar las duplicadas en internet.

A esta cifra, según el empresario, habría que sumar las 4.000 personas que pudieron colarse con motivo del botellón que podría haber reunido a más de 6.000 jóvenes. Durante el interrogatorio, se le ha preguntado sobre si sabe donde están los tickets de la fiesta, ya que durante la inspección ocular no se hallaron las entradas. Al respecto, ha asegurado desconocer su paradero.

Fuentes jurídicas han señalado que Flores advirtió hace dos años a Madrid Espacios y Congresos de la dificultad para controlar algunos accesos del Madrid Arena. Flores ha aportado un correo que supuestamente habría falseado Madrid Espacios y Congresos en el que él hablaba de la seguridad interior y exterior del Madrid Arena.

Tras la declaración, ha salido en libertad, aunque se le ha impuesto la medida cautelar de comparecer los días 8 y 24 de cada mes ante el juzgado, negándose la Fiscalía de Madrid a ordenar su ingreso en prisión como había solicitado Manos Limpias, que también ha pedido la testifical de Ana Botella.

El fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, ha insistido en que "no se dan los requisitos contemplados por la Ley de Enjuiciamiento Criminal para solicitar esta medida". Moix ha subrayado que esta medida es "excepcional" pues pretende "asegurar la presencia del acusado en el procedimiento judicial". "No hay riesgo de fuga ni aclaración de pruebas ni reiteración delictiva por tanto no concurren los requisitos", ha indicado el fiscal superior.

El juez que instruye el caso escuchará este miércoles como imputado al representante legal de Kontrol 34, cuyos vigilantes fueron contratados para llevar la seguridad del interior del recinto. El abogado de esta compañía ha asegurado en los juzgados ordinarios que Madrid Espacios y Congresos incluyó expresamente en el contrato con Diviertt para la fiesta de Halloween que "el tema de seguridad" lo llevaría a cabo Seguriber. Aclaró que Diviertt decidió "unilateralmente" ponerse en contacto con ellos a fin de solicitarle "si podía facilitarle una relación de personas con el correspondiente "Carnet de Controlador de Acceso" para poderlos contratar directamente para cubrir dicho evento". En concreto, se contrataron a 63 trabajadores.

La Policía ha hallado en un edificio anexo a Madrid Arena varias cajas con entradas del evento. Han sido precintadas por el juez.

Por otra parte, la joven ingresada por la avalancha producida en la fiesta de Halloween continúa, después de 20 días, en estado "de máxima gravedad" y con ventilación asistida la Fundación Jiménez Díaz.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios