www.madridiario.es
Guerra de cifras en el seguimiento de la huelga

Guerra de cifras en el seguimiento de la huelga

Por MDO
jueves 29 de marzo de 2012, 00:00h
Una vez más, los sindicatos y los representantes de las Administraciones difieren radicalmente en los datos facilitados. Para UGT y CCOO, en este 29-M han parado en Madrid entre 1,6 y 1,7 millones de trabajadores, un 77 por ciento. Para la Administración y la patronal se han cumplido los servicios mínimos y apemas un 16 por ciento de los trabajadores ha secundado el paro.
Por sectores esta sería el impacto de la huelga general en Madrid para los sindicatos:

Recogida basuras 
Hostelería                  
Comunicación 
RTVE
Enseñanza pública    
Enseñanza privada      
Enseñanza universitaria
Bancos y cajas               
Grandes superficies  
Pequeño comercio
98%
65%
50%
80%
70%
45%
85%
40%
30%
46%
Sanidad 
Cercanías    
EMT            
Metro          
Sector Aéreo
Correos         
Adm. central 
Adm. autonómica 
Industria/construcción
Químicas
70%
91%
98%
90%
81%
72%
60%
70%
97%
91%
 
"La huelga ha sido un éxito rotundo e incuestionable", ha asegurado el secretario general de CC.OO., Javier López, quien considera que esta jornada ha superado al seguimiento de las dos convocatorias anteriores, la de 2002 y 2010.

El secretario de Organización de CC.OO. Madrid, Francisco Cruz, ha indicado que en Madrid había llamados a la huelga 2,1 millones de trabajadores, cifra que habría que aumentar en 240.000 "asalariados que no pueden hacer huelga". Los sindicatos han precisado que, además, ha habido un 26 por ciento de consumo eléctrico menos que el jueves anterior, cuando en 2010, esta bajada de consumo fue del 16 por ciento, y del 19 por ciento , en 2002. Este porcentaje era, a las 17 horas un 20,2 por ciento menos que hace una semana.

Datos del Gobierno
Los datos de los sindicatos no se parecen en absoluto a los facilitados por el Gobierno y la patronal. Según el Gobierno, tan sólo el 16 por ciento de los trabajadores había secundado el pero. Por su parte, la Confederación Empresarial de Madrid aseguró que la mayoría de los trabajadores de la Comunidad de Madrid no habían secundado la jornada de huelga general y la actividad de las empresas y comercios se estaba desarrollando con normalidad. Reconocía, no obstante  "una relativa incidencia en el sector industrial de la automoción, mientras que en el resto de sectores la jornada laboral no registra incidencias de mención".

Los empresarios de Madrid afirmaron que paralizar la actividad económica con huelgas "empobrece España, no contribuye a crear ni un solo puesto de trabajo y deteriora notablemente la confianza internacional en el país".

Por su parte, la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), Emilio Gallego, indicaron que, a nivel nacional, tan sólo había parado entre el 2 por ciento y el 5 por ciento de los trabajadores de las cafeterías y bares del país. La Asociación Gremial del Autotaxi aseguró, igualmente, que los taxistas de Madrid estaban trabajando con "absoluta normalidad" y que la huelga no estaba siendo secundada más que por el 3 por ciento de la flota "como máximo".

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, señaló que la jornada de huelga general se estaba desarrollando con "normalidad" y con incidentes "residuales" y destacó que los servicios mínimos se estaban cumpliendo en casi su totalidad, concretamente entre el 90 y el 95 por ciento. Según adelantó, con datos aportados por la Comunidad de Madrid, cifró el seguimiento de la huelga en el 10 por ciento. "Estamos satisfechos por la situación de tranquilidad y porque todos los ciudadanos que han querido trabajar lo han podido hacer y los que han querido hacer huelga también", ha afirmado la representante del Gobierno central en la región.

A las 18,30 horas, la delegada amplió los datos. Según dijo la huelga había sido secundada por un 7 por ciento de los trabajadores del sector privado, el 16,25 por ciento de los empleados del sector público y un 25,9 por ciento en el ámbito del Ayuntamiento de Madrid. Cifuentes indicó que se seguían ccumpliendo los servicios mínimos en un porcentaje superior al 90 por ciento y que el número de detenidos continuaba siendo de 37.

Por su parte, la directora general de Política Interior, Cristina Díaz, aseguró que el impacto de la huelga general era "claramente inferior" al registrado en la convocatoria del 2010 contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero donde, según ha comentado, tuvo un seguimiento de un 7 por ciento en el sector público.

Díaz aseguró que el consumo eléctrico se había situado, a las 10.30 horas, un 17,7 por ciento menos que un día normal,  mientras que, según dijo, en la huelga del año 2010 se registró un descenso del 18,3 por ciento y en la convocatoria de 2002 bajó un 25,3 por ciento.

 Asimismo, indicó que la situación de los grandes almacenes y de las grandes superficies era de "tranquilidad" y "normalidad" y, según ha asegurado, la actividad comercial no estaba sufriendo apenas "variaciones". Por último indicó que, en los  transportes públicos, la situación era de "generalizado cumplimiento y respeto" de los servicios mínimos.

Díaz mostró la "satisfacción" del Gobierno por la "responsabilidad y respeto" con el que los ciudadanos estaban afrontado esta jornada de huelga general que a pesar de la existencia de "algunos incidentes" de orden público . Así, insistió en que estaba siendo una jornada "normalizada" tanto en la calle como en los centros de trabajo.


Medios de comunicación
Los periódicos no pudieron llegar a los lectores al estar cerrados los quioscos y no haber servicios de distribución. Algunos intentaron ser distribuidos en vehículos particulares. En La 1 de TVE,  se sustituyó do 'La mañana de La 1' por capítulos de la serie 'Destino: España' y un programa grabado sobre los '50 años del Duo Dinámico'. Tampoco hubo programas en directo, salvo las ediciones de los Telediarios más cortas de lo habitual. En las televisiones autonómicas, Telemadrid permaneció toda la jornada sin emisión, al no haberse alcanzado un acuerdo con los sindicatos para establecer un turno de servicios mínimos. Tan sólo aparecía un mensaje informativo, junto a una instantánea de la sede de la televisión madrileña, en el que se informaba de que "la huelga general, convocada por los sindicatos contra la reforma laboral del Gobierno de la Nación, impide la emisión de Telemadrid".

En el resto de cadenas privadas, la jornada de huelga respetó en general la parrilla prevista, salvo algunos casos puntuales de programas en directo, que han sido sustituidos por programas grabados previamente, como el caso de 'Sálvame diario', en Telecinco, o 'El Intermedio', en La Sexta, en cuyo lugar se emitirá un programa editado con los mejores momentos del programa.
 
La Cuatro y Telecinco mantuvieron durante la mañana la "normalidad" en sus parrillas, incluida la emisión en directo de 'El programa de Ana Rosa', con la excepción del programa 'Sálvame diario', grabado en lugar de en directo. Fuentes de Mediaset España indicaron que no esperaban ningún problema en la emisión esta noche del partido entre el Schalke y el Athletic de Bilbao de la UEFA Europa League. Las radios también mantuvieron su programación.

Tampoco los museos se vieron afectados por la huelga. Los más importantes abrieron sus puertas con normalidad, aunque en la mayoría de los casos se notó una menor afluencia de visitantes que otros días, como es el caso del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o el Museo Thyssen-Bornemisza. Igueelmente pasó en la Biblioteca Nacional que tuvoi un 60 por ciento menos de visitantes a las exposiciones; en el Museo de América a donde no acudió ningún grupo, yen el  CaixaForum Madrid donde la afkuencia fue "algo menor" de lo habitual con un mayor porcentaje de visitantes extranjeros. En la Fundación Mapfre, el número de visitas fue el de un día normal y el Museo Romántico no pudo abrir sus puertas ya que no se cumplieron los servicios mínimos y no había suficientes vigilantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios