www.madridiario.es
Madrid pide 1.017 millones para pagar a proveedores

Madrid pide 1.017 millones para pagar a proveedores

Por Lucía de la Fuente
jueves 15 de marzo de 2012, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid pedirá un crédito de 1.017,5 millones de euros para hacer frente a las 16.712 facturas que aún debe a sus proveedores. La oposición critica el "baile de cifras" que la alcaldesa Ana Botella lleva dando sobre esta deuda desde octubre y la acusa de batir un "nuevo récord de facturas impagadas".
Este jueves vence el plazo para informar al Ministerio de Hacienda de las facturas pendientes de pago que tienen los ayuntamientos. Los municipios podrán acogerse así a la línea de créditos de 35.000 millones de euros, establecida por el Gobierno a tal efecto. Los préstamos serán a devolver en diez años y a con un interés cercano al 5 por ciento. El Ayuntamiento de Madrid pedirá concretamente 1.017,5 millones de euros para hacer frente a las 16.712 facturas pendientes, 14.460 de las cuales corresponden al propio ayuntamiento, 1.508 a otros organismos autónomos municipales y 744 a las empresas públicas municipales.

Estos son los datos que ha facilitado a los periodistas tras la Junta de Gobierno la delegada de Hacienda, Concepción Dancausa, quien puntualizaba los facilitados un par de horas antes por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que durante una intervención en el hotel Ritz había afirmado que el capital pendiente de pago a proveedores de la capital sumaba un total de 1.035 millones de euros, de los que 920 correspondían a la Administración municipal y 115 a sus empresas y organismos públicos. La primera edil madrileña destacó, eso sí, que el Consistorio ha reducido en 1.000 millones de euros la deuda municipal en cuatro años y ha recortado el presupuesto de gastos un 21 por ciento lo que, bajo su punto de vista, "es mucho". El importe actual de la deuda se eleva a más de 6.300 millones.

A los 1.017,5 millones de euros, apoyados en facturas, habría que sumarle las fechadas antes del 1 de enero de 2011, tope que establece el Gobierno de Rajoy para acogerse a la línea de préstamos, así como las del presente año. Así a día de hoy, según confirmó Dancausa, el Ayuntamiento debe un total de 1.249 millones de euros a sus proveedores. "A esta cifra habría que descontarle el dinero de la tesorería que utilizamos para pagar las facturas todos los meses", matizó la delegada.

La oposición no ha tardado en reaccionar ante este anuncio. El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, se muestra sosprendido ante lo que  supone "un nuevo récord de facturas impagadas". Lissavetzky ha remarcado además el "baile de cifras" en el que ha incurrido la alcaldesa, puesto en octubre aseguraba que solo había 660 millones pendientes de pago.

Déficit del 0,47%

Por otro lado, Botella dio cuenta de que el ejercicio pasado se cerró con un déficit del PIB del 0,47 por ciento en términos de contabilidad nacional, el equivalente a 597,7 millones de euros. Esta cifra está ciertamente por debajo del límite del 0,8 por ciento que estableció el Gobierno de Zapatero. La alcaldesa justificó el déficit como consecuencia de la devolución de ingresos que hubo que hacer ante los "errores de cálculo" de los socialistas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios