www.madridiario.es
PSOE propone adelgazar la deuda y engordar los impuestos

PSOE propone adelgazar la deuda y engordar los impuestos

Por Enrique Villalba
viernes 15 de abril de 2011, 00:00h
El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, presentó este viernes un paquete de medidas para reducir a la mitad la deuda del Ayuntamiento de Madrid entre 2012 y 2015 hasta los niveles legales. Propuso, entre otras medidas, subir anualmente los  impuestos el IPC y eliminar la tasa de basuras.
Los socialistas prevén reducir de los 6.453 millones de deuda que Madrid tenía en 2010 a 3.571 en 2015. Una reducción del 45 por ciento que, según el alcaldable, fijaría la deuda por debajo del 110 por ciento de la ratio de deuda -tope fijado por ley- en relación a los ingresos corrientes. También pretenden absorber en 2014 el remanente de tesorería que actualmente es negativo pues se eleva a 641,1 millones.
 
Los métodos para conseguirlo son estrictos. Garantizan endeudamiento cero durante todo el período y presuponen que los ingresos serán superiores a los gastos durante toda la legislatura. Sólo así, apuntan, se podrá reducir el gasto corriente alrededor de un 21 por ciento, del que un 15% corresponderá a compra de bienes y servicios lo que supondría no contratar trabajos externos que pudiesen hacer funcionarios. La rebaja no afectará al gasto social.

Los socialistas aseguran que en ocho meses pueden poner en marcha un plan que ahorre anualmente 464 millones mediante la eliminación de altos cargos (14,3 millones) y la reducción del gasto en contratos de limpieza, seguridad privada en edificios municipales, mantenimiento de zonas verdes y vías públicas y externalizaciones (103 millones). En esa misma línea, pretenden adelgazar el gasto en publicidad (5,8 millones), en arrendamientos de edificios (40 millones) y en un Plan de Ahorro Energético que elevaría el ahorro otros 5 millones.

El rescate de Calle 30
De llegar a la alcaldía, el PSOE reorganizaría el sector público municipal (88 millones) y rescataría Calle 30 (200 millones como reembolso del patrimonio neto de la sociedad y 167 anuales por la subrogación en la gestión de esta vía). También intervendría en las empresas municipales, fusionaría Promoción Madrid y el Patronato de Turismo, recuperaría el antiguo uso de Madrid Espacios y Congresos para la gestión de ferias y congresos, paralizaría el Centro Internacional de Convenciones y eliminaría la empresa Madrid Arte y Cultura y la Agencia de Gestión de Licencias.

A nivel fiscal, eliminarían la tasa de basuras y aplicarían el IPC a los impuestos y tasas. Estos tributos llevan congelados dos años por el actual equipo de gobierno. El PSOE propone establecer bonificaciones sociales para el pago del IBI a aquellos que tengan circunstancias de especial dificultad que se aplicarían a través del gasto social, ya que sería ilegal repercutirlo directamente al recibo.

En resumen, Lissavetzky calcula aumentar los ingresos corrientes (impuestos municipales y recaudación por servicios) un 21 por ciento, eliminando los ingresos financieros. A cambio, reduciría el gasto corriente un 2,1 por ciento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios