www.madridiario.es

Donia Razazi, director del programa sobre el vehículo eléctrico de la EOI

'El coche eléctrico es un chollo para la ciudad'

"El coche eléctrico es un chollo para la ciudad"

Por Carmen M. Gutiérrez
viernes 01 de abril de 2011, 00:00h
La Escuela de Organización Industrial (EOI), por encargo del Ministerio de Industria, va a impartir en mayo el primer máster sobre el vehículo eléctrico. Madridiario entrevista su director, Donia Razazi, que también analista de la Fundación Fitsa, que desarrolla junto al Gobierno la implantación de esta nueva tecnología en España.


¿Cómo surge la idea de poner en marcha este primer programa ejecutivo sobre el vehículo eléctrico?

El gabinete del ministro de Industria, Miguel Sebastián, se planteó la posibilidad de preparar una programa de formación sobre el vehículo eléctrico, en la EOI, en cuya fundación participa el ministerio. La misión me pareció muy interesante. Para dar el pistoletazo de salida, se creó un grupo de empresas muy involucrado en el vehículo eléctrico para definir el curso. El enfoque no es técnico, sino que está dirigido a hacer un plan de negocio o desarrollar proyectos dentro de una empresa. El tipo de alumnos que estamos esperando es gente que ya tiene experiencia en algunos de los sectores relacionados con el vehículo eléctrico o un emprendedor que quiere montar algo en este sector, pero no sabe muy bien los aspectos que hay en su entorno.

¿En qué situación está ahora el vehículo eléctrico en España? ¿Podemos aprender de otros países o estamos a la par?
A nivel estrategia o política, España se sitúa dentro de los primeros países en impulsarlo. En España se parte del EVI (iniciativa del vehículo eléctrico, en inglés), que aglutina a Japón, China, Estado Unidos, Francia, Alemania, Inglaterra, España, Sudáfrica y alguno más. España tenía ya algunos programas y proyectos, que surgieron de la Estrategia Integral del Vehículo Eléctrico, que fue muy bien recibida por otros países, porque se había hecho contando con los actores sociales que están involucrados. En paralelo, se definió un Plan Integral del Vehículo Eléctrico, este plan tiene el objetivo que circulen 250.000 vehículos eléctricos o híbridos enchufables. Hay quince acciones a poner en marcha, como la subvención de vehículos, la instalación de enchufes o la formación académica y profesional. Lo más destacado es que en los planes participan más de cuarenta entidades de la industria de la automoción, empresas de infraestructuras, energéticas, etcétera.

¿Se está poniendo todo esto en marcha tal y como se pretendía? 
A nivel plan ya está, porque las quince acciones se han puesto en marcha, en el sentido de que se sabe qué hay que hacer y quién tiene que hacerlo. Es un paso importante.

¿Cuándo podremos ver que el coche eléctrico es viable, que es una realidad?
Los vehículos están llegando desde hace un par de años y cada vez va a haber más en el mercado. Desde enero se están comercializando turismos, como el Mitsubishi i-MIEV y el Peugot Ion. A final de año van salir más. Renault va a lanzar tres o cuatro modelos que van a incrementar la oferta… Mercedes también. Ahora mismo es viable, pero la gente tiene que cambiar la mentalidad de "me va a sustituir el coche que tengo ahora". El coche eléctrico va a tener la limitación de la autonomía y el problema de dónde enchufarlo. Por eso, primero el coche va a estar destinado a gente que hace un recorrido limitado. ¿Quiénes son? Una empresa que da servicio al entorno urbano y tiene un recorrido definido. Otra alternativa es un usuario que lo adquiera como segundo coche o que solo lo use en la ciudad. En cuanto al punto de carga, se pueden poner enchufes en los garajes. Solo es un tema de instalación no hay ninguna complicación.

Sirven los enchufes normales, ¿no?
Se puede utilizar un enchufe normal, pero en la actualidad hay discusiones sobre si no sería mejor otro tipo de enchufe que permita tener más control de la carga, como para programarla, y más seguridad.

¿Qué tiene el coche eléctrico de ventajoso?

Se ha apostado varias veces por el coche eléctrico desde los sesenta, pero ¿por qué ahora sí es su momento? Pues porque se están dando cuatro factores muy importantes a la vez, algo que nunca ha pasado desde el cambio de caballos a coches. Uno de ellos es que está llegando una crisis del transporte, impulsada sobre todo por el desarrollo de India y China, donde cada uno quiere, como nosotros, tener uno o dos coches, pero son una cantidad de personas tan grande que las previsiones dicen que en 2050 habrá 2.000 millones de vehículos, cuando ahora hay 700 millones circulando. Estos vehículos en la situación actual consumen petróleo, que es el primer problema que podemos encontrarnos, principalmente, por las fluctuaciones de precios.

Otro problema es que los vehículos de combustión interna son contaminantes. Emiten dióxido de carbono (CO2) y hay directivas europeas que limitan las emisiones. Un aspecto más importante aún es la contaminación local que producen las partículas y el dióxido de nitrógeno que emiten los coches de combustión interna y que son nocivos para la salud. El CO2 también es nocivo, pero no directamente, sino a través del cambio climático. Otro factor para apostar por el vehículo eléctrico es que en otros sectores han hecho avances tecnológicos importantes. Me refiero a las TIC y, en particular, a las baterías. Gracias al móvil o a los portátiles, se ha democratizado el uso del ion litio, con el que se fabrican baterías con más intensidad energética. Hay grandes empresas que están agrupándose, por ejemplo, IBM está haciendo una batería para coches, Mitsubishi también. El cuarto aspecto es el tema político: hay un impulso político importante, con legislaciones e iniciativas alrededor del vehículo eléctrico y la limitación de emisiones.

¿No habría problemas de suministro del litio?
No habrá problemas de suministro porque hay zonas del mundo donde no se ha extraído todavía, como Afganistán o Sudamérica. Además, puede ser cien por cien reciclable.

Me comentaba que el enfoque del programa de postgrado es más para desarrollar negocios que para fabricar vehículos eléctricos.
Puede ser una gran oportunidad en España para crear nuevos modelos de negocio y desarrollar nuevos proyectos, y una buena excusa para emprender un nuevo servicio. Está dirigido a gente con experiencia del sector de las TIC, la energía eléctrica, la automoción, los componentes, la movilidad, el leasing. A todas estas personas que hoy están repartidas en diferentes sectores les damos una visión de conjunto. A partir de ahí, con una metodología de lease and thinking, que consiste en la creación de ideas, los propios alumnos desarrollarán modelos de negocio para su empresa. Los servicios que surjan en torno al coche eléctrico serán distintos a lo que tenemos hasta ahora, que es ir al concesionario, comprar el coche y pagar el mantenimiento. Ya están saliendo modelos distintos. Por ejemplo, compras el vehículo, pero la batería la tienes en alquiler, o todo el vehículo lo tienes en alquiler.

¿Podría haber gasolineras de baterías?
Esto se está haciendo en Israel y Dinamarca. Llegas, pasas sobre una plataforma, te extrae la batería y te pone otra. Dura dos minutos. El problema es que todos los vehículos tienen que ser estándares para poder hacerlo y con lo que nos ha costado tener cargadores estándares para los móviles, pues para una batería, que va a ser el corazón del coche eléctrico...

¿Tiene que cambiar el concepto de propiedad para que pueda implantarse el coche eléctrico? Es un concepto muy arraigado en la gente.
Sí, pero creo que también, por otra parte, la gente está muy dispuesta a cambiar de tecnología muy fácilmente. La gente acepta cada vez más y de forma sencilla nueva tecnología, como fue el caso de los teléfono móviles. La parte cultural de eso es mío y solo mío, será la parte más complicada de cambiar. ¿Pero habrá que cambiarla por el vehículo eléctrico? Pues no, debería suceder con todo tipo de movilidad. Si piensas fríamente que vas a tu trabajo en coche, que contamina, y al llegar lo dejas ahí parado nueve horas y no sirve para nada... El concepto de carsharing es esto: yo cojo un coche y luego puede llegar otra persona y llevárselo. Esta mentalidad sí que va a costar un poco más. Lo que pasa con el vehículo eléctrico es que como tienes que enchufarlo, hay una limitación, y eso quizás pueda impulsar esta parte. Puede ser una ayuda para el cambio de mentalidad.

¿Y también puede ayudar a ahorrar dinero?

Si somos tres a compartir el mismo coche ahorramos dinero. Y como el mantenimiento del vehículo es muy bajo, la única problemática que tiene es el coste de la adquisición y, si se hace entre varios, ahorras.

¿Al que quiera tenerlo en propiedad también le sale más barato?

Con el tiempo sí,  pero hoy la diferencia al comprarlo es muy grande respecto a uno convencional, y si no hay subvención para adquirir los vehículos eléctricos mantendrá el retorno al final de la vida útil. Eso sí, si hay una pequeña ayuda,del 20 por ciento en cuatro años el vehículo eléctrico podrá tener un retorno.

¿En qué punto está la implantación del vehículo eléctrico en España?
Son unos mil vehículos con esta ayuda; la mitad de ellos, motos. La gente está más dispuesta a comprar una moto, porque la diferencia de precio entre una eléctrica y una convencional no es tanta.

¿Qué emisiones tiene un coche eléctrico?
A nivel local, cero, lo que le vendría fenomenal a las grandes ciudades, como Madrid, pero aún más en países con urbes más grandes. La contaminación de CO2 depende del origen de la energía que vas a usar para la carga. En España es muy positivo, podemos bajar hasta un 50 por ciento las emisiones. Y si lo cargas por la noche, puede ser mucho mejor. En Francia también son bajas, porque utilizan energía nuclear; pero en China ya no es tan bueno, porque utilizan mucho carbón todavía. Si no desarrollan una energía con menos emisiones, no mejorará su cómputo global.

¿De todas las alternativas de movilidad que hay será el coche eléctrico la que domine entre todas?
El vehículo eléctrico tiene en España y en Europa una papeleta muy buena para salir adelante. En Brasil, por ejemplo, no estoy seguro, porque ellos tienen oportunidades para utilizar biocarburantes. Pero en España con las renovables que tenemos, con molinos que han tenido que parar por la noche, existe la posibilidad de tener un almacén de electricidad que, además, lo cargas por la noche y por el día lo usas. Entonces optimizas el uso de la energía y lo que ya hay construido. Además, ya está la tecnología, la batería ya está desarrollada y va a seguir desarrollándose. Cada vez hay más fabricantes apostando por esto. IBM está trabajando en una batería con 750 kilómetros de autonomía (en la actualidad rondan los 150) y muchas empresas tienen sus propios proyectos. El vehículo eléctrico a nivel de tecnología va a seguir avanzando mucho, porque ya hay un impulso político importante y restricciones a nivel medioambiental muy fuertes en Europa. En este contexto, el vehículo eléctrico en las ciudades es un chollo, porque no contamina. A esto hay que sumarle la problemática del petróleo. Para España el vehículo eléctrico es la apuesta más segura.

Una última pregunta sobre el máster, ¿hay más programas de este tipo?
Yo conozco otro máster en París, pero es técnico. Está dirigido a ingenieros para construir vehículos y está patrocinado por Renault y EDF. El de la EOI se centra en las oportunidades de negocio y ofrece una información integral del sector. De este tipo, no hay ninguno. Además, da una visión de servicio y oportunidad en la movilidad. Es un plus respecto a todo lo que hay ahora mismo.

¿Cuándo veremos como algo común el coche eléctrico?

Creemos que en 2020 el 6 por ciento del parque, pero es muy difícil saberlo con exactitud porque está llegando ahora. No sabemos cómo van a reaccionar las personas. Imagínate que mañana se quema alguien al enchufar un vehículo, pues se acabó el vehículo eléctrico. O imagínate que mañana IMB efectivamente saca la batería con 750 kilómetros de autonomía, pues pasado mañana se habrá acabado el motor térmico. En 2020 habrá un mix de vehículos híbridos, bio, etcétera, cada uno elegirá el que más le convenga. Pero es ahora cuando está empezando todo. Por eso, está muy bien ofertar el curso en este momento, porque los coches están llegando este año. Hay un plan de acción que se inicia este año y también en Europa. Ahí España puede entrar y hacer lo mejor que sabe hacer, que es el tema de servicios, energía o gestión de la movilidad. Es el momento de apostar porque es un valor añadido muy interesante de cara al futuro. Ya hay cuatro empresas que han apostado por fabricar vehículos en España. Desarrollar nuevos negocios, conocer los nichos. Es el momento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios