www.madridiario.es
La temperatura ha subido medio grado en la Península Ibérica desde 1961

La temperatura ha subido medio grado en la Península Ibérica desde 1961

Por Carmen M. Gutiérrez
miércoles 23 de marzo de 2011, 00:00h
En la Península Ibérica la temperatura ha subido más de medio grado desde la década de los sesenta, una cifra un poco superior a la media global, según la AEMET. Este miércoles, aprovechando la celebración del Día Meteorológico Mundial, se ha presentado el primer Atlas Climático Ibérico.
Con 15,09 grados, la temperatura media del periodo 1981 y 2010 fue 0,46 grados centígrados superior al anterior periodo (1971-2000). Este último a su vez fue 0,20 grados superior al comprendido entre 1961-1990. Es decir, que el último incremento de las normales climáticas -valores medios de periodos de treinta años- ha sido más del doble que el anterior. Para calcular cuánto ha subido la temperatura desde 1961 no hay que sumar 0,46 grados y 0,20, ya que se solapan ambos resultados. Según un portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la temperatura ha subido en 0'55 grados centígrados, algo más que el conjunto del planeta en las mismas fechas.

La subida de medio grado registrada es importante. Baste recordar que la comunidad internacional cree que si la temperatura sube dos grados puede haber graves problemas. Según las previsiones de la AEMET, en 2100 Madrid tendrá el clima de Sevilla, si no se toman medidas adicionales.

El director de la Agencia Estatal de Meteorología, Ricardo García Herrera, explicó que esta situación puede deberse a varias causas. Una de las principales es que la década de los setenta fue bastante más fría de lo habitual, por lo que el incremento de las temperaturas podría no ser tan alto respecto a décadas más estables. También influye que la década de los 2000 ha sido más cálida a nivel global. Y puede, que el cambio de ubicación de algunas estaciones haya provocado variaciones.

Pinche para ver el gráficoCalentamiento global

Los técnicos de la AEMET estudian ahora todos estos condicionantes para ver a qué pueden atribuir esta subida, que podría ser consecuencia, asimismo, del calentamiento global. Después de una década de temperaturas elevadas, 2010 ha sido el año con valores más altos en España desde 1996. En el mundo, el año pasado fue de los más cálidos junto a 1998 y 2005, lo que "no hace sino confirmar la tendencia al calentamiento a largo plazo de la Tierra..., ya que los diez años más cálidos desde que se tienen datos se han registrado a partir de 1998", ha indicado el secretario general de la Organización Meteorlógica Mundial, Michel Jarraud, en un mensaje este miércoles.

Las precipitaciones, en cambio, no han variado entre los últimos periodos de referencia, manteniéndose en torno a los 648 milímetros de media anual. Según Herrera, no es extraño que mientras que han subido las temperaturas se hayan congelado las precipitaciones.

Atlas ibérico
Todavía no hay datos de las normales climáticas por comunidades autónomas, que se facilitarán en unos meses. Donde sí aparecen datos detallados de todo el territorio, aunque sin fronteras políticas es en el Atlas Climático Ibérico que se distribuirá en los próximos días en papel y a través de Internet. La publicación de este atlas lleva pendiente desde hace medio siglo y ha sido el primer trabajo del Centro Ibérico de Servicios del Clima.

El atlas, con una resolución de 250 metros, recoge las series de precipitación y temperatura desde 1971 en la Península Ibérica y Baleares, con datos brutos, gráficos y mapas. "Esta densidad de datos solo es posible gracias a los voluntarios", indicó Herrera. La AEMET recibe datos diarios de 2.500 voluntarios de toda España. Este miércoles tres de ellos han sido premiados con motivo del Día Meteorológico Mundial, que se celebra hoy.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios