www.madridiario.es

La federal responde exigiendo la cancelación de un acto en la sede de UGT

Lissavetzky y los críticos presionan Ferraz para que evite su defenestración

Lissavetzky y los críticos presionan Ferraz para que evite su defenestración

martes 15 de febrero de 2011, 00:00h
Jaime Lissavetzky y los cargos y militantes que apoyaron a Trinidad Jiménez en las primarias socialistas están presionando a Ferraz y a la propia ministra para que impidan la "limpia" que, aseguran, Tomás Gómez está llevando a cabo en el Partido Socialista de Madrid de cara a las próximas elecciones regionales y autonómicas.
A tal fin, no sólo habían convocado una demostración de fuerza para el próximo viernes 18 de febrero en un lugar tan emblemático como la sede de UGT, sino que están haciendo circular un manifiesto de adhesión mediante el que recoger firmas de los militantes. Con las mismas en la mano demandarían a Tomás Gómez una rectificación y a Ferraz que intervenga de forma definitiva en Madrid, pero la federal ya ha exigido cancelar el acto en la Avenida de América y ha recordado que existen órganos internos para mostrar las discrepancias, según recogió Europa Press.

Las presiones para el cambio, según han informado distintas fuentes socialistas a Madridiario, se extienden hasta Trinidad Jiménez. Estas llegan, por un lado, de sus partidarios, incluido Jaime Lissavetzky, con el que formó tandem en la campaña de las primarias socialistas en las que Tomás Gómez terminó imponiéndose a la candidata del aparato. El entorno del secretario de Estado y quienes la respaldaron en este proceso exigen a Jiménez que cumpla su promesa de no abandonarles y de velar por ellos. Jiménez lo prometió cuando perdió las primarias, previendo ya un horizonte en el que Tomás Gómez podría emprender una 'limpia' de críticos a la hora de hacer las listas electorales.

Gómez, según afirman a este digital quienes se le oponen, ha ido incluso mucho más allá: "Le da igual todo, perder Madrid, debilitar el partido o perder municipios como Leganés o Getafe, donde ha amenazado con disolver las agrupaciones e imponer gestoras si no se acataban sus órdenes para las listas. Lo que quiere es asegurarse el control total del PSM para los próximo años". Para evitarlo, y para llamar la atención de Ferraz de forma definitiva, esperan reunir el viernes en el auditorio de UGT a un buen número de militantes en un acto "por el acuerdo (en la elaboración de las listas), por la integración (de todas las voces del PSM en el proyecto) y por la lucha para arrebatarle al PP el Gobierno de la Comunidad y el Ayuntamiento y devolvérselo a los ciudadanos".

Tomás Gómez.Que 'Trini' se desmarque
Pero es que los partidarios de Tomás Gómez también que han hecho llegar a la ministra la necesidad de que se desmarque de lo que consideran una "rebelión" contra una dirección regional. Distintos cargos de la ejecutiva madrileña, recalcan que la actual dirección ha sido "elegida democráticamente" y, por tanto, tiene legitimidad para elaborar las listas electorales (a la Comunidad y al Ayuntamiento de la capital, pero también a los municipios) que crea conveniente. A decir del equipo de Gómez, sería "necesario" y "prudente" que Jiménez no permitiese el uso de su nombre "atacar" el secretario general madrileño. Sobre la existencia de presiones, amenazas o purgas de discrepantes, como han denunciado entre otros el alcalde de Getafe, Pedro Castro, niegan la mayor: "Los militantes han votado, han elegido democráticamente a Tomás Gómez y él elige a quienes cree más preparados para renovar el partido y conseguir derrotar al PP en las próximas elecciones". "Muchos de los que protestan sólo quieren tener un escaño vitalicio", afirman.

El equipo de Jaime Lissavetzky espera contar para el viernes con un primer espada del PSOE que arrope al candidato y defienda la integración, de nuevo, "para luchar contra el PP, que es nuestro auténtico enemigo". Ahora bien, tras la llamada al orden de Ferraz, la celebración del acto en la sede de UGT está en el aire. De quedarse sólo o no obtener respuesta a su demanda sobre la lista al Ayuntamiento de Madrid, donde pide incluir a más personas de su confianza, el secretario de Estado volvería a replantearse su situación al frente de la candidatura.

Si hay acuerdo o no entre Lissavetzky o Gómez, si Ferraz interviene o no (desde Callao, sede del PSM, asegura que, de ocurrir, será para hacer cambios mínimos) se comprobará el domingo, cuando el Comité Regional ratifique y envíe a la dirección nacional su propuesta definitiva para las listas electorales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios