www.madridiario.es
Comienza el desfile con abucheos a Zapatero

Comienza el desfile con abucheos a Zapatero

martes 12 de octubre de 2010, 00:00h
Como en los últimos años, el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional ha comenzado con abucheos y gritos de "Zapatero dimisión" de parte de un sector del público dirigidos al presidente del Gobierno. Sin embargo, este año, las muestras de desaprobación han quedado amortiguadas y José Luis Rodríguez Zapatero no las ha escuchado de manera tan intensa como en otras ocasiones.
La lejanía del público respecto a la tribuna de autoridades y la ausencia de pantallas han hecho que los pitos y gritos contra Zapatero quedaran en un segundo plano. La megafonía, además, este año no ha anunciado la llegada del presidente del Gobierno, uno de los momentos en los que los gritos solían ser más sonoros en ediciones anteriores.

El desfile de la crisis
El gran desfile de la Fiesta Nacional es más austero este año por la crisis. El Ministerio de Defensa ha reducido la presencia de unos 800 militares aunque habrá más de 3.000 por las calles de Madrid en un acto que presidirán los Reyes a partir de las 10.30 horas.

La cifra de vehículos, 153 en total, también se reduce en 56 unidades. Lo mismo sucede con el número de aviones y helicópteros que se verá rebajado en 8 unidades, 50 aeronaves tienen previsto volar en el acto conmemorativo del 12 de octubre. A pesar de ellos, las miles de personas que se congreguen en la Castellana o delante de la televisión podrán ver novedades interesantes. Las Fuerzas Armadas exhibirán su última adquisición: el vehículo blindado RG-31, que ha sustituido en Afganistán a los antiguos carros de combate y mejorará sustancialmente la seguridad de las tropas.

Asimismo, en el desfile terrestre estarán las banderas y estandartes portadas por militares de nueve países iberoamericanos que han tenido relación histórica con España (Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Venezuela, Bolivia y México). Defensa ha invitado a estas repúblicas con motivo del bicentenario de su independencia de España.

Al igual que en la edición anterior, la parada militar discurrirá por el Paseo de la Castellana con la tribuna de autoridades situada en la Plaza de Lima, junto al Estadio Santiago Bernabéu. Junto a los Reyes y los Príncipes de Asturias asistirán el Gobierno en pleno, las más altas autoridades del Estado, autoridades autonómicas y mandos militares de los tres ejércitos y de la Guardia Civil.

Este escenario ha traído polémica en los últimos días. El PP se ha quejado de que no se ha invitado a todos los parlamentarios sino sólo a una representación. La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha respondido que el nuevo emplazamiento impide que entren todos, algo que sí ocurría en Colón pero ahora, ha señalado, hay una estatua colocada por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que ha obligado a reubicar a la plaza de Lima.
Este acto conmemorativo concluirá con el disparo de las salvas de honor y, casi de forma simultánea, la 'pasada' de los siete reactores de la Patrulla Águila para dibujar los colores de la bandera de España sobre el cielo madrileño.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios