www.madridiario.es
Los taxistas no aceptan su nueva ordenanza

Los taxistas no aceptan su nueva ordenanza

Por Enrique Villalba
viernes 06 de agosto de 2010, 00:00h
La Asociación Gremial de Autotaxi de Madrid y la Federación Profesional del Taxi de Madrid están en desacuerdo con el borrador de la nueva Ordenanza Municipal remitida durante el mes de julio.
Según expresan ambas organizaciones, el nuevo texto normativo no contempla las demandas reales del sector del taxi, es muy intervencionista y perjudica los intereses de los usuarios. Por ello, aseguran que se negarán a aceptar cualquier imposición no negociada al respecto. "Nos sorprende que un ayuntamiento del Partido Popular sea tan intervencionista cuando el objetivo final debería ser la modernización del servicio. Más que el taxi de Madrid parecemos el de Corea del Norte", explica José Luis Funes, presidente de la Gremial, asociación mayoritaria del taxi en la capital.

Funes explicó a Madridiario que son tres los principales puntos de fricción con el Consistorio. En primer lugar, la norma establece que la antigüedad máxima de los vehículos autotaxi sea de 6 años antes de cambiarse. El presidente considera que esta imposición supone que para amortizar el coche haya que  invertir en coches de peor calidad, lo que supone una degradación del servicio al cliente.

Publicidad y servicio mínimo
En segundo lugar, asegura que el Ayuntamiento está buscando el conflicto social con el sector en el tema de la publicidad. Según explica, la Comunidad de Madrid permite la publicidad exterior de los vehículos, que supondría un ingreso extra o la posibilidad de participar en campañas sociales, pero no el Consistorio. "El Metro, la EMT y las empresas privadas pueden llevar en sus vehículos publicidad o serigrafías con información sobre sus empresas y nosotros no podemos llevar información sobre nuestro colectivo bien visibles en el coche. Eso por no hablar de que no nos permiten poner publicidad en el interior de los vehículos", incide Funes.

El presidente de la Gremial añade que la nueva ordenanza pretende obligarles a trabajar un mínimo de 7 horas diarias, cuando "esto sólo sería justificable en caso de falta de servicio, y no es el caso". Concluye aportando que hay lagunas legales en relación con el marco normativo regional, la Ley de Capitalidad y los eurotaxis.

El Ayuntamiento explicó a este digital que, por el momento, no va a hacer declaraciones al respecto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios