www.madridiario.es
Un vecino del barrio en su casa junto a la central
Un vecino del barrio en su casa junto a la central

"Esta casa de Vallecas no es una ruina"

jueves 21 de enero de 2010, 00:00h
Nueve familias de Vallecas podrían quedarse sin hogar en cualquier momento. La Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo de Madrid ha ordenado el desalojo del edificio en el que viven por "ruina", pero los vecinos aseguran que se debe a la construcción de una minicentral termoeléctrica.
El Ayuntamiento de Madrid pretende construir en la colonia Nuestra Señora de los Ángeles, en Vallecas, un 'ecobarrio' con central termoeléctrica incluida, llamada  'District Heating'. Este proyecto sostenible finalmente puede convertirse en un quebradero de cabeza municipal, pues los vecinos del edificio aledaño a las obras de la central, situado en el número 13 de Sierra de Lucena, relacionan la orden de desalojo que han recibido con esta instalación.

El pasado jueves se les comunicó que tenían que desalojar el edificio porque en cinco días iba a ser derribado por encontrarse en "ruina". Según el Ayuntamiento, su estado era tan peligroso que se prescindió incluso del trámite de audiencia. Finalmente, el desalojo no se produjo el día señalado, el pasado lunes. Quizás se deba a que los vecinos se movilizaron rápidamente, consiguieron que un arquitecto certificase que el edifico no supone ningún peligro y su caso apareció en la prensa.

Ahora mismo los juzgados de lo penal investigan al Ayuntamiento de Madrid por prevaricación y 'mobbing', si bien ha sido un juzgado contencioso-administrativo el que ha paralizado el derribo del edificio hasta que escuche a las partes a finales de enero, aunque no ha frenado el desalojo.

Un portavoz de la EMVS indica que el desahucio se debe a la estado de "ruina inminente del edificio", y que cinco familias tienen derecho a ser realojadas -aunque por ahora no aceptan las condiciones- y otras cuatro no, por ser ocupantes ilegales. Sin embargo, los vecinos que aún resisten tienen otra versión de los hechos.

Falta de conservación

Con el documento sellado por el Colegio de Arquitectos de Madrid en el que se establece que el edifico no presenta peligro y que los desperfectos se deben a una falta de conservación por parte de la propiedad, el presidente de la Asociación Vecinal VK Sierras, Salvador Lozano, explica que las prisas por desahuciar a los vecinos de Sierra de Lucena se deben a la construcción del District Heating.

Según la asociación vecinal, una de las rampas de acceso a la central termoeléctrica está trazada sobre el solar que ahora ocupa el edificio que el Ayuntamiento quiere derribar. A ello se suma que la obra financiada por el Plan E deberá estar acabada en marzo para cumplir los plazos que el Gobierno central fija para que los ayuntamientos reciban la financiación.

En cualquier caso, las órdenes de desalojo llegaron incluso al guardia de seguridad contratado por la propia EMVS para evitar 'patadas en la puerta'. En otras ocasiones las remodelaciones de barrios se hacen trasladando provisionalmente a los vecinos, que después vuelven a su barrio e, incluso, a sus viviendas reconstruidas.

Algunas de las personas afectadas ni siquiera han recibido la orden de desalojo ni ninguna oferta del Ayuntamiento para conseguir otra vivienda, como le ha sucedido Daniel Trigueros. Según explica, lleva 6 años en el piso con el permiso de su dueño y ahora considera que tiene derecho a ser realojado.

Las condiciones de la EMV
Otras familias sí tienen derecho a ser realojadas pero continúan en el edificio porque no pueden o no quieren aceptar las condiciones que pide la EMVS. Es el caso de Amaya, que lleva 32 años en Sierra de Lucena y vive con su marido y dos de sus hijos. "Nunca me he negado a irme", asegura. Pero tampoco ha conseguido acceder a un piso que pudiese pagar. Agustín, por su parte, se queja de que ha perdido la herencia de su padre, ya que, aunque la titularidad del piso era de su familia, "el Ayuntamiento nunca quiso realizar la escritura".

Así, los vecinos que quedan en el edificio viven rodeados de algunas cajas con lo más imprescindible por si el desalojo se produce finalmente. Ellos quieren seguir en esos pisos, aunque las partes comunes estén desconchadas, en mal estado y los pisos sean pequeños, porque es lo único que tienen. Están seguros de que la estructura del edificio está en buen estado, ya que no se aprecian grietas. "La declaración de ruina se la han sacado de la manga porque estorbamos", resume Amaya.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.