www.madridiario.es
La crisis sepulta los beneficios de los floristas

La crisis sepulta los beneficios de los floristas

Por MDO/E.P.
domingo 01 de noviembre de 2009, 00:00h
La venta de flores propias de la festividad del Día de Todos los Santos descenderá este año en la región por culpa de la crisis económica, a pesar del descenso en un 20 por ciento del precio de los ramos, según anunció el portavoz de la Asociación de Floristas Madrileños, Jaime Sánchez.
Las margaritas, los claveles, los gladiolos serán las flores que, por mayoría y debido a su relación calidad-precio, ofrecerán los españoles a sus seres queridos en la festividad de Todos los Santos, que se celebra este domingo. Entre las plantas -cada vez más demandadas por su menor coste-, son los crisantemos las más solicitados

El portavoz de la Asociación de Floristas Madrileños, Jaime Sánchez, explicó que éstas son las principales preferencias de los españoles a la hora de regalar el 1 de noviembre, aunque sostuvo que el crisantemo "es la planta que más se lleva", ya que "crece" en estos días. El precio del ramo de una docena de gladiolos se sitúa entre 8 y 10 euros, mientras que el de crisantemos vale entre 6 y 8 euros.

Además, el portavoz de la Asociación de Floristas de Madrid hizo referencia a la tendencia de los españoles en torno a qué momento eligen para comprar este tipo de flor. Así, señaló que en provincias suelen llevárselas en el mismo día, mientras que en Madrid suelen comprarlas antes, aprovechando que muchos años esta festividad cae en puente.

Competencia desleal
Por otra parte, algunos floristas madrileños se quejan de la "competencia desleal" que sufren, especialmente en la época de Todos los Santos, por parte de personas que sin licencia se dedican a vender en zonas cercanas a los cementerios. El director de Servicios de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios (EMSF), Gabino Abádanes, señaló que en las puertas de los camposantos -dentro no está permitido- se concentran los vendedores con licencia, aunque en los alrededores siempre actúan ilegales.

Los floristas se quejan de que no pagan impuestos, no tienen orden de venta e incluso algunos roban las flores de las tumbas y luego las revenden. También se quejan de la competencia de algunos grandes almacenes y supermercados que si bien no suelen ser puntos de venta, sí que aprovechan estas fechas para colocar en sus estantes ramos generalmente a menor precio del habitual.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios