www.madridiario.es
Estaciones simuladas

Estaciones simuladas

Metro ha recreado totalmente una estación del suburbano para que aprendan y se formen los futuros trabajadores de la compañía

lunes 13 de noviembre de 2006, 00:00h
Las cocheras de Metro de Canillejas esconden una estación a la que nunca han llegado viajeros ni trenes. Sin embargo, diariamente se llena de gente que cruza sus torniquetes, compra billetes y sube y baja en el ascensor. Se trata de una estación simulada que Metro construyó reproduciendo fielmente y a escala natural, y que se utiliza en los cursos de formación que se imparten a los futuros trabajadores de la compañía. En estos momentos Metro tiene en marcha uno de sus proyectos de formación más importante porque está previsto que con la nueva ampliación de la red se incorporen 1.400 nuevos empleados.


Estación simuladaMetro imparte cursos de formación durante todo el año, pero este último está siendo "crucial". En menos de siete meses entrarán en servicio 90 nuevos kilómetros de Metro del actual plan de ampliación, por lo que va a ser necesario incorporar más conductores, más agentes de taquilla y más personal de instalaciones. El coordinador de formación de la compañía, José Luis Gómez, explica que "este año vamos a superar las 300.000 horas de formación" para poder contratar a 1.400 empleados. En total, se requerirán 250 nuevos conductores, 200 taquilleros, 50 trabajadores de instalaciones y 23 personas destinadas a la gerencia de medio ambiente. Además, en el ámbito de la seguridad se prevé dar trabajo a 378 ciudadanos, y para la limpieza se contratarán otros 500 trabajadores.

Aula de formaciónDe todos estos nuevos trabajadores contratados por la compañía, que ya cuenta con 5.650 profesionales, más del 90 por ciento serán jóvenes de entre 18 y 25 años procedentes del Servicio Regional de Empleo. Todos ellos pasarán o están pasando en estos momentos el correspondiente curso de formación, unas clases que cuentan con una parte teórica y una parte práctica. Esta última se realiza gracias a los simuladores de conducción de trenes con los que cuenta Metro, y la recreación de estaciones con todos los sistemas de seguridad e instalaciones. Así, en las cocheras de Canillejas se ha reproducido fielmente y a escala natural una estación de Metro, con su vestíbulo principal, el andén, los distintos tipos de cancelas, los torniquetes, los ascensores con su correspondiente maquinaria, las taquillas y las máquinas expendedoras de billetes.

En esta estación 'de mentira' los futuros trabajadores de Metro pueden practicar con máquinas de verdad, y gracias a un aula multimedia de apoyo, se reproducen averías e incidencias en tiempo real para que el futuro personal pueda resolverlas igual que haría en la estación. Así, por ejemplo, en este aula multimedia se puede recrear una avería en una de las escaleras mecánicas de la estación, de tal forma que los alumnos vean la alarma en el ordenador y tengan que actuar tal y como harían en la estación. Los alumnos pueden enfrentarse así a las cientos de situaciones que tendrán que afrontar en la estación real. Además, reciben unas clases especiales sobre los distintos tipos de títulos de transporte, los billetes sencillos, los abonos de diez viajes o los abonos mensuales, así como sobre las diferentes clases de máquinas expendedoras.

Aula de formaciónJunto a las clases en esta estación simulada, "también mandamos a la gente a hacer prácticas en la línea", donde el personal de Metro supervisa su aprendizaje. Además de los cursos de formación para los nuevos trabajadores, Metro también imparte durante todo el año cursos de promoción interna para los empleados de la compañía. Así, por ejemplo, estos días finaliza el curso para jefe de sector en el que han participado durante dieciséis semanas treinta taquilleras -casualmente son todo mujeres-. "Durante todo este tiempo se les exime de su actividad y están sólo en formación", relata José Luis Gómez, "y una vez termina el curso tienen que pasar un examen final para ver si efectivamente han adquirido los conocimientos y pueden promocionar a un puesto de trabajo de un nivel superior". Lo habitual es que "el 90 por ciento de la gente apruebe", según el coordinador de formación.

Aula de formaciónEn el caso de estos cursos, la formación se imparte tanto en las aulas de las cocheras de Canillejas como en el propio puesto de trabajo para poder practicar in situ. Así, en el caso de la promoción a jefe de sector -es la persona que controla dos estaciones de una línea- "hacen prácticas por la noche, cuando el Metro ya ha cerrado, para encerrar trenes en las cocheras". La Consejería de Transportes mantiene un convenio con la Consejería de Empleo y Mujer para ofertar cursos de formación para desempleados como futuros trabajadores de Metro de Madrid. El acuerdo prevé la realización de quince cursos y el compromiso de que, al menos, el 60 por ciento de los alumnos sean contratados por la empresa metropolitana una vez finalizados los mismos. Sin embargo, ya en el convenio del año pasado se acabó contratando al cien por cien de los alumnos que habían pasado por sus cursos de formación. En total, ya son dos los convenios firmados en esta legislatura de este tipo, que se suman a seis anteriores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios