www.madridiario.es
La oposición critica la nueva Ordenanza

La oposición critica la nueva Ordenanza

Por Enrique Villalba
jueves 09 de octubre de 2008, 00:00h
Los grupos municipales de la oposición de Madrid criticaron este jueves el proyecto inicial de Ordenanza Reguladora de Publicidad Exterior aprobado por el Consistorio en Junta de Gobierno.
El concejal socialista y portavoz del PSOE en el Área de Medio Ambiente, Pedro Santín, explicó a Madridiario que, tras un primer vistazo, la nueva normativa supone "un retroceso para la ciudad, ya que acaba con la Ordenanza de Paisaje Urbano de 2001, que apostaba por una renovación integral del espacio urbano y que daba facilidades para proteger este por su flexibilidad.

Mientras, según Santín, la nueva ordenanza regula la publicidad como "un concepto comercial olvidándose del espacio urbano". "Esta Ordenanza es una barra libre. No se ponen límites y todo es susceptible de ser soporte publicitario, y eso es muy peligroso", comentó.

El edil asegura que en la ciudad existen más de 8.000 soportes publicitarios entre monopostes, chirimbolos y otros soportes y que ahora se ha abierto la veda y no hay límites.

Opinó que no se define claramente cuáles son los trabajadores que muestran publicidad en la calle que van a ser sancionados e incide en que la nueva regulación no es nada restrictiva con los anuncios luminosos y de neón, mientras que en la malograda Ordenanza de hace dos años sí que se hacía hincapié en este sentido.

En evidencia
"Esta Ordenanza nos deja en evidencia en comparación con las acciones valientes que han hecho ciudades como París, con su apagón publicitario", agregó Santín, que explica que la normativa no deja claro si los edificios protegidos se van a salvar la publicidad, ya que en su redacción contempla muchas excepciones.

Por su parte, el Grupo Municipal de Izquierda Unida de Madrid criticó que la Ordenanza sobre Publicidad Exterior ya fue anunciada "el 23 de junio de 2006", cuando el Gobierno local ya "la vendió con el compromiso de ponerla en marcha después del verano de ese año".

"Dos años después vuelve a la carga, acaso para demostrar que los incumplimientos sistemáticos de compromisos, la torpeza administrativa para poner en marcha lo que ellos mismos aprueban, no está reñida con la coherencia que supone que lo que ha anunciado hoy es lo mismo que anunció hace dos años", afirmaron fuentes de la coalición de izquierdas.

Además, las mismas fuentes recordaron que "el reparto de octavillas que ahora se prohíbe ya se prohibía en la Ordenanza General de Protección del Medio Ambiente Urbano del año 1985". "Bien es cierto que, a juzgar por el total incumplimiento de la Ordenanza, pudiera parecer que esta medida también resulta novedosa", concluyeron.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios