www.madridiario.es
Lagunas de Ambroz, en Vicálvaro.
Ampliar
Lagunas de Ambroz, en Vicálvaro. (Foto: Emergencias Madrid)

La muerte de un menor ahogado en las Lagunas de Ambroz reabre el debate sobre su seguridad

jueves 10 de junio de 2021, 11:57h

Un menor de 16 años falleció ahogado este martes cuando se bañaba con un grupo de amigos en un paraje conocido como las lagunas de Ambroz, una excavación minera a cielo abierto, ubicadas en el distrito madrileño de San Blas-Canillejas. No sabía nadar, según han indicado fuentes de la investigación.

La compañía Tolsa, explotadora del yacimiento, ha lamentado lo sucedido y ha recordado que el baño en esa zona "está prohibido". Desde 2012, se han registrado tres ahogamientos mortales en el lugar, a pesar de que la zona nunca ha estado habilitada para el baño.

Gonzalo García, director del Grupo de Operaciones de Tolsa, explica que “todo el perímetro de la mina de Tolsadeco está vallado y señalizado con carteles que prohíben expresamente el acceso y el baño”.

Además, han detallado que, a pesar del control de las patrullas de seguridad privada, que “vigilan periódicamente la zona para actuar frente a cualquier intrusión”, muchos viandantes siguen intentando acceder a la zona. No obstante, también recuerda que “los caminos circundantes a la valla son públicos y allí la competencia de vigilancia corresponde a la Policía Nacional y Local”. Por este motivo, el responsable indica que “se han mandado con anterioridad numerosas cartas a las autoridades locales y policiales” para alertar de la presencia de bañistas “que acuden cada año a la zona, durante los meses de calor”.

"La zona presenta una profundidad de hasta 25 metros"

García explica que la zona de Tolsadeco presenta “fuertes pendientes y tiene una profundidad que en algunos tramos puede alcanzar hasta los 25 metros”. Uno de los motivos que convierten a la zona en peligrosa para el baño. Además, el director alerta de que “no se trata de una laguna ni un paraje natural, sino una excavación minera a cielo abierto”. Una alerta que ya ha manifestado en anteriores ocasiones la compañía: "Existe un alto riesgo de caídas, desprendimiento de taludes y lodos y un peligro muy importante de ahogamiento”.

Ecologistas en Acción indica que, además de tratarse de una imprudencia por parte de jóvenes y adultos, porque está prohibido el paso, el colectivo considera que “sucesos como el acontecido pueden evitarse con una buena planificación del espacio, impidiendo el paso a la lámina de agua con un cerramiento adecuado, y con vigilancia”.

En otro sentido, la agrupación ha indicado que la explotación minera en esta zona supone también “la pérdida irreversible de la vida que actualmente alberga las lagunas, fruto de más de una década de renaturalización”. De hecho, las organizaciones que forman parte de este conglomerado han solicitado al Ayuntamiento de Madrid que se lleve a cabo la preceptiva 'Evaluación del Impacto en la Salud' para que vele por el “bienestar de la ciudadanía de estos barrios”.

Además, el pasado 30 de marzo de 2021, el Ayuntamiento de Madrid aprobó la protección de las lagunas de Ambroz que reconoce el lugar como un “punto caliente de biodiversidad en la capital”.

Un trágico suceso

Se trata de un menor extranjero no acompañado (mena) de entre 14 y 16 años de origen maliense que residía en el centro de menores ubicado en Arturo Soria, el Centro de Adaptación Cultural y Social (Cacys) Manzanares.

Los primeros indicios recabados en el lugar apuntan a que el fallecido, junto a ocho compañeros, acudió por su cuenta a bañarse a estas balsas, que están valladas, con carteles indicativos de que está prohibida esta práctica. Pero el chico de Malí pasó de una zona donde hacía pie a otra en la que no, ya que el agua llega hasta ocho metros de profundidad, y no pudo volver a la orilla.

Entonces sus amigos llamaron a los servicios de emergencias. Hasta el lugar también se desplazaron trabajadores del centro, consternados. Las esperanzas de encontrarlo con vida eran escasas y el trágico final se cumplió.

Efectivos de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid estuvieron desde el primer momento trabajando en el rastreo superficial de la zona. Por su parte, buzos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional efectuaron varias inmersiones en el agua.

Finalmente, sobre las 21:30 horas, los efectivos policiales hallaron el cadáver del menor en el interior de las lagunas, un recóndito paraje de difícil acceso situado entre los distritos de San Blas-Canillejas y Vicálvaro y el municipio de Coslada.

En el lugar también se desplegó un dispositivo del Samur-Protección Civil en preventivo, han indicado fuentes de Emergencias Madrid.

En 2018 falleció otro joven de 21 años al ahogarse cuando se bañaba en estas mismas lagunas, cercanas a unas antiguas minas de sepiolita, muy cerca de la M-40. En 2012 también había fallecido un niño de 12 años en 2012 por ahogamiento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios