www.madridiario.es
Ilustración utilizada por Madrid para llevar para contar la historia de la castiza expresión 'Eres más chulo que un ocho'
Ampliar
Ilustración utilizada por Madrid para llevar para contar la historia de la castiza expresión "Eres más chulo que un ocho" (Foto: Madrid para llevar)

Madrid para llevar: historias y anécdotas de la capital en un minuto

domingo 05 de julio de 2020, 09:06h

¿Cuántas historias esconde Madrid? ¿De dónde viene el nombre de la calle Desengaño o de la plaza del Alamillo? La pandemia parece habernos hecho ver la necesidad de valorar las pequeñas cosas y disfrutar de aquello que nos rodea, pero antes preferíamos viajar a alguna ciudad europea antes que conocer la historia de nuestra capital, para muchos su ciudad. El barrio de La Latina, por ejemplo -famoso en la actualidad por su gran potencial gastronómico- acogió, en el pasado, la principal comunidad musulmana de la capital. De esa época provienen muchos de los nombres de las calles que hoy mencionamos para quedar con amigos.

A pesar de todo, y como una suerte de anticipación, sólo trece días antes del confinamiento derivado de la pandemia del Covid-19 nació Madridparallevar, una iniciativa que pretende dar a conocer historias y anécdotas de calles, edificios y personajes madrileños que, por visitar ciudades diferentes a la nuestra, “ni los madrileños conocemos” porque como madrileño “ni siquiera coges un free tour”.

Para ello, Daniel Utrilla, guionista y realizador, junto a una amiga ilustradora, Sara Velázquez, lanzaron un perfil de Instagram al cual suben videos de un minuto contando una anécdota o historia de un rincón de Madrid. Su único objetivo, ya que él no es “guía turístico sino madrileño”, es hablarle a la gente para que “disfrute de la calle de una manera diferente” y aprenda una “pizca” de la historia de la ciudad.

Es el caso de la calle Desengaño, una paralela a Gran Vía, y conocida, entre otras cosas, por la mítica serie de televisión ‘Aquí no hay quien viva'. Pues bien, detrás del nombre se esconde una historia fantasmagórica. En pleno siglo XVI, en esta céntrica calle, dos hombres se encontraban batiéndose en duelo por el amor de una mujer. Pero la historia tornó cuando una dama tapada con un velo y perseguida por un zorro se cruzó entre los dos en pleno combate. Ambos dejaron de luchar y decidieron seguirla hasta el bosque, aunque al llegar se la encontraron tendida en el suelo. Ante la incertidumbre, decidieron levantarle el velo para verle la cara. Y la sorpresa no podía ser mayor. Aquella mujer perseguida por un zorro resultó ser una momia y los dos, a coro, exclamaron: “Oh, ¡qué desengaño!” “Quiero que la gente cuando pase por esta calle se acuerde del fantasma que interrumpió el duelo de dos personas”, cuenta Utrilla.

Una historia sin explotar

La idea de este proyecto surgió de un viaje que estos dos amigos realizaron el año pasado a París. “Cuando llegamos a Madrid nos dimos cuenta de que no teníamos ni idea de nada de nuestra ciudad”, relata Utrilla, quien afirma sentirse “avergonzado” de haber tardado cuarenta años en descubrir la “historia” de tantos años de Madrid, “muy poco explotada, sobre todo por los propios madrileños”.

Ahora, cuando dice haber descubierto las curiosas calles y entresijos de Madrid, aprende, también, efemérides que actualmente no conocemos pero que, cuando ocurrieron, supusieron un duro palo para la sociedad. Eso le ha pasado al recorrer el barrio de la Latina y conocer la historia de la plaza del Alamillo, situada en el siglo XI en el centro neurálgico de la comunidad musulmana de Madrid. Allí se asentaba el centro administrativo de la Morería y donde, entre otros, estaba el Poder Judicial, conocido como Alamud o Alamín. De ahí, según Utrilla, surge el nombre de Alamillo una vez que los cristianos expulsaron a los musulmanes de la ciudad. Ahora bien, la historia siempre puede tener diferentes versiones y, como dice Utrilla, no podemos dejar que "la verdad arruine una buena historia". Por ello, también cuenta que, según una leyenda, la plaza recibe este nombre por el álamo que la presidia. Pero, un huracán que hubo a finales del siglo XIX se lo llevó. “Yo no sabía de este fenómeno. Es un pequeño dato que te aporta una leyenda interesante”, afirma este madrileño.

Pero el coronavirus también hizo que tuvieran que parar su actividad debido a la imposibilidad de salir a la calle para grabar. Por ello, les tocó reinventarse. Optaron por contar historias de frases o refranes que los españoles usamos "cotidianamente" y de los que, realmente, pocos conocen su origen. Es el caso de ‘Como Pedro por su casa’, una expresión que nace a finales del siglo XI pero que en sus orígenes era “Como Pedro por Huesca”. El protagonista del dicho es Pedro I de Aragón, rey de Aragón y Pamplona, el cual tenía confrontaciones con los árabes en la Península Ibérica. Esta, según Utrilla, es una de las anécdotas que más le ha “sorprendido”.

Ahora, cuando solo en apenas tres meses han conseguido más de 3.000 seguidores en redes sociales, están preparando una página web y, “si la cosa sigue subiendo”, se podrían llegar a plantear publicar un libro o realizar alguna exposición con las historias más curiosas. Además, aunque en la actualidad están centrados en contar la historia de Madrid, “porque la idea nace de un madrileño que quiere aprender de su ciudad”, no descartan, según cuentan, subtitular los videos en inglés para que puedan llegar a más gente y que Madrid “se pueda ver en cualquier lugar”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios