www.madridiario.es
Proyecto Madrid Nuevo Norte
Ampliar
Proyecto Madrid Nuevo Norte (Foto: Madrid Nuevo Norte)

Madrid Nuevo Norte, el “salto de progreso” que regenerará las zonas degradadas del norte de la capital

Sostenibilidad y regeneración: claves de Madrid Nuevo Norte

jueves 26 de noviembre de 2020, 07:00h

El pasado mes de julio, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba que la Comisión de Urbanismo había dado luz verde al proyecto de Madrid Nuevo Norte.

Su aprobación supuso la puesta en marcha de una de las operaciones urbanísticas más importantes de la ciudad. Esta cambiará por completo el norte de Madrid, solventando los diversos problemas con los que se encuentran en la actualidad los vecinos de Chamartín, Fuencarral y Las Tablas.

Descampados cubiertos de basura, parcelas utilizadas como parking, asentamientos chabolistas, las vías del tren que salen de la Estación de Chamartín o zonas industriales semiabandonadas darán paso con la llegada de Madrid Nuevo Norte a viviendas, zonas verdes, equipamientos públicos y edificios de múltiples usos.

Para ello, se ha elaborado un proyecto basado en el urbanismo del siglo XXI, asentado en dos pilares: la regeneración y la sostenibilidad.

La regeneración de Fuencarral-Malmea y la unión de Fuencarral y Las Tablas

El pasado mes de octubre, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) admitió a trámite un recurso interpuesto por Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) contra Madrid Nuevo Norte al considerar el proyecto "innecesario" y con "una edificabilidad sobredimensionada", informó Ecologistas en un comunicado.

La degradación de las zonas que rodean la Estación de Chamartín, Fuencarral-Malmea y Las Tablas es una de las cuestiones que los vecinos de estos barrios critican desde hace años y que contraponen a las declaraciones de Ecologistas.

Este proyecto es muy necesario porque esta parte está muy degradada y es importante que el proyecto comience su andadura ya”, indica Lorenzo Álvarez, portavoz de la Asociación Vecinal Las Tablas, a Madridiario desde el descampado que separa Fuencarral de su barrio, zona en la que se encuentra un asentamiento chabolista, además de grandes cantidades de basura.

Apunta además que en el plan urbanístico están proyectados 500.000 metros cuadrados destinados a zonas verdes, como el gran parque central que convertirá las vías del tren en un espacio arbolado que apuesta por la sostenibilidad y por acercar la naturaleza a las zonas urbanas, todo contrario a lo que Ecologistas indica sobre Madrid Nuevo Norte.

Asimismo, otra de las grandes reivindicaciones de estos vecinos es la unión de los barrios de Fuencarral y Las Tablas. “Me resulta imposible ir a Las Tablas si no es en automóvil y con desplazamientos que pueden ser hasta de media hora para una distancia de menos de un kilómetro”, apunta José Martín, que ha vivido toda su vida en Fuencarral.

“(Madrid Nuevo Norte) Significará un antes y un después, porque desde hace 50 años el barrio sufre un problema urbanístico terrible derivado de la construcción de las vías del ferrocarril, que provocó una quiebra espacial en el antiguo término municipal. Seccionó por la mitad el pueblo”, incide Martín.

“Para los vecinos de Las Tablas es un salto de progreso importante, porque se aborda una de las zonas donde hace falta infraestructuras de movilidad que nos permitan conectarnos con Fuencarral y otras intervenciones como viviendas e infraestructuras muy importantes para el barrio”, añade Álvarez.

Estación de Chamartín: un ambiciosa regeneración

Además del parque central, otra de las insignias del proyecto Madrid Nuevo Norte es el impulso que se dará a la Estación de Chamartín.

El Ministerio de Fomento, a través de ADIF, construirá una nueva estación, integrándola en el tejido urbano, ampliando su capacidad y convirtiéndola en el principal centro de operaciones de la Alta Velocidad Española.

Aparte de la renovación de la estación, Madrid Nuevo Norte creará una importante red de transporte público con tres nuevas estaciones de metro (Centro de Negocios, Fuencarral Sur y Fuencarral Norte), una de cercanías en el sur de Fuencarral, una línea de bus prioritario, dos nuevos intercambiadores (Chamartín y La Paz) y dos zonas de intercambio en superficie, también en Fuencarral.

Pilar Ruiz, presidenta de HYGGELIG Asociación de Arte Inclusivo, cuyos miembros han participado en el proyecto, incide en la importancia que tendrá este plan urbanístico en el barrio.

“Para los vecinos de Chamartín va a ser un proyecto súper interesante y positivo. La Estación de Chamartín tiene tráfico, pero es muy inhóspita. Van a ganar en el tema de las comunicaciones. En el futuro va a ser un nudo en el que la gente va a poder disfrutar de un ambiente más humano”, resume.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios