www.madridiario.es
Taxista en Madrid.
Ampliar
Taxista en Madrid. (Foto: William Criollo Ortiz )

Los taxis eléctricos podrán operar los siete días de la semana desde junio

jueves 06 de mayo de 2021, 12:56h

La nueva ordenanza del taxi, que incorpora la posibilidad de contratar servicios compartidos y con precio cerrado, entrará en vigor a principios de junio previa aprobación en el Pleno de mayo. Este jueves ha recibido luz verde definitiva por parte de la Junta de Gobierno tras la revisión de las 112 alegaciones presentadas al texto. El Ayuntamiento de Madrid ha aceptado 31 de forma total o parcial, entre ellas una para establecer que a los taxistas con vehículos eléctricos puros no se les aplique el régimen de descanso ordinario y puedan trabajar los siete días de la semana.

Estos conductores no deberán ajustarse a la libranza obligatoria de un día de entre semana y otro del fin de semana. Podrán operar de lunes a domingo sin excepciones como ya hacen los Eurotaxi con este tipo de tecnología. Este escrito de alegación lo han presentado dos asociaciones del sector, la Asociación Madrileña del Taxi y MyTaxi, y el área de Medio Ambiente y Movilidad ha incorporado la petición a la normativa como medida para fomentar la compra de vehículos eléctricos. "Suelen ser penalizados por ser más caros y tener una menor autonomía, por eso hay que incentivarlo por esta vía y la de las subvenciones para que compense", ha explicado el delegado Borja Carabante.

En la capital apenas se contabilizan 29 taxis de esta tipología, representando esto un exiguo 0,2 por ciento de la flota. Para revertir esta situación, el Consistorio madrileño ha abierto una línea de ayudas directas para la adquisición de vehículos 'cero emisiones' y ECO dotada con 2.375.000 euros ampliables hasta los cinco millones.En esta convocatoria, las cantidades subvencionables pueden alcanzar los 6.000 euros.

Por otro lado, el Consistorio ha recibido un gran número de observaciones por parte del gremio respecto a la regulación de la vestimenta. La ordenanza no fijaba un atuendo concreto, pero sí buscaba dotar al colectivo de cierta uniformidad llevando camisa y pantalón oscuros. Algunas asociaciones han reclamado que se implante uniforme, mientras otras se han opuesto. Finalmente, se ha optado por un código flexible que dote de cierta homogeneidad: camisa o polo lisos -sin estampado-; pantalón largo o falda, ambos de vestir y oscuros y, si fuera necesario, jersey, chaleco o chaqueta oscuros. Los zapatos deberán ser cerrados y también oscuros.

Las alegaciones admitidas han obligado a modificar un total de 10 artículos del nuevo reglamento. En todo caso, Carabante ha precisado que "los objetivos que perseguía el equipo de Gobierno se mantienen intactos", siendo estos hacer del taxi un sector más competitivo, sostenible, moderno y accesible. Con las peticiones validadas solo se han incorporado "cuestiones aclaratorias" de algunos artículos, además de los dos puntos expuestos con anterioridad.

Precio fijo y licencia por puntos

Una de las novedades más significativas que recoge el documento es la posibilidad de establecer tarifas fijas en los trayectos que tengan como origen o destino áreas cero emisiones como Madrid Central o la que se creará en Plaza Elíptica, a modo de la que ya funciona para el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Por otro lado, cualquier usuario podrá ahora precontratar un taxi con precio cerrado o reservar una plaza en la modalidad de taxi compartido. En ambos casos tendrá que pactar estas condiciones a través de aplicaciones móviles, emisora u otras plataformas. Es decir, estas opciones no estarán disponibles si se pretende coger este medio de transporte a pie de calle o en una parada.

Asimismo, el Ayuntamiento ha atendido uno de los principales requerimientos de las asociaciones gremiales: la reducción de la oferta en situaciones específicas, como ahora en pandemia. Así, cuando se acredite una disminución del 50 por ciento en la clientela durante dos meses consecutivos el Consistorio procederá a limitar la oferta por un plazo renovable de un mes con régimen excepcional de descanso. Desde ese momento, las licencias pares estarán operativas los días pares y las impares, los días impares.

También destaca la implementación de una licencia por puntos a cada taxi. Se asignarán ocho por vehículo y la pérdida de los mismos se producirá por faltas graves como el incumplimiento del régimen de descanso, engaños a los usuarios con el precio o recoger viajeros fuera de la parada oficial. El titular de la licencia que sufra la merma de puntos recuperará la totalidad del crédito después de que transcurran dos años sin haber recibido sanciones.

Si se pierden todos los puntos el permiso quedará suspendida y el taxi se inmovilizará por un periodo de entre tres meses y un año. Esto se aplicará a todo el coche, con independencia del conductor, lo cual ha despertado la crítica del colectivo, que solicitó que la sanción recayese solo sobre el infractor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios