www.madridiario.es
Taxista desinfectando su vehículo en la plaza de Cristo Rey.
Ampliar
Taxista desinfectando su vehículo en la plaza de Cristo Rey. (Foto: Chema Barroso)

Aprobada sin consenso la nueva ordenanza del taxi, que da la bienvenida al precio cerrado

martes 01 de junio de 2021, 12:15h

Novedades sustanciales e inmediatas en el servicio del taxi. El Pleno de Cibeles ha aprobado este martes la nueva ordenanza del sector con los votos favorables de Partido Popular, Ciudadanos y Vox, un texto que recoge la posibilidad de precontratar un itinerario con precio cerrado o reservar una plaza en la modalidad de taxi compartido. Asimismo, la normativa permite establecer tarifas fijas hasta las zonas de bajas emisiones como Madrid Central o la que se creará a finales de año en Plaza Elíptica, como la que ya se aplica al aeropuerto.

Los grupos de la oposición han presentado 51 enmiendas al anteproyecto, de las que se han incorporado siete. PSOE, Más Madrid y Vox solicitaron que todos los aspirantes a explotar una licencia de taxi deban acreditar que no han sido condenados por delitos sexuales ni contra la infancia. El equipo de Gobierno ha accedido también a que se instale en los vehículos un luminoso con el letrero SOS que se active si se producen incidentes graves en el interior. Además, la persona que transmita una licencia de taxi no podrá volver a tener otra hasta transcurridos dos años.

Asimismo, la ordenanza atiende la petición del colectivo de reducir la oferta en situaciones específicas, como ahora en pandemia. Así, cuando se acredite una disminución de la demanda superior al 50 por ciento durante dos meses consecutivos, el Consistorio limitará los taxis en funcionamiento por el plazo de un mes: las licencias pares circularán los días pares y las impares, los días impares.

Para las prestaciones de trayecto compartido y de precio cerrado el usuario deberá contratarlo previamente por la aplicación móvil, emisora u otras plataformas. Estas opciones no estarán disponibles a pie de calle ni en las paradas. El reglamento actualizado obliga a los taxistas a incluir el pago sin contacto -con tarjeta de crédito o móvil- y a emitir tickets electrónicos en un plazo máximo de dos años. Cambia también la vestimenta: los conductores llevarán camisa o polo lisos y pantalón y zapatos oscuros.

El Gobierno municipal ha aceptado 31 alegaciones presentadas al documento. Entre ellas, una para que los taxistas con coches eléctricos puros no tengan que seguir el régimen de descanso ordinario y puedan trabajar los siete días de la semana. Por otro lado, se introduce también como novedad la licencia por puntos para "evitar engaños tarifarios". Las faltas graves, como no respetar los descansos o recoger viajeros en lugares no habilitados supondrá retirada de puntos que irá asociada a la licencia y no al conductor particular. Si se pierden todos el taxi quedará inmovilizado entre tres meses y un año.

La izquierda afea que se "precarice" el sector

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha puesto en valor que el Ejecutivo local aporte herramientas al gremio para "competir en las mismas condiciones con las VTC" ya que "requerían un nuevo marco que les permita afrontar con éxito los retos del futuro". El concejal entiende que la nueva ordenanza redundará en un sector más competitivo, innovador, ecológico y seguro.

El PSOE ha cuestionado la celeridad con la que se ha tramitado la reforma de la normativa en vista de que esta se asienta sobre un reglamento regional que han anulado los tribunales, aunque la sentencia aún no es firme. "¿Por qué tantísima prisa? ¿Por qué agilizan sus pasos para una ordenanza acordada por unos pocos en un despacho?", ha planteado Ignacio Benito. El edil ha afeado así que se haya "ignorado" a la oposición y "ninguneado" a las asociaciones gremiales en la composición del texto. De hecho, ha trasladado que este "cuenta con el rechazo de todos los profesionales por evitar la regulación de las VTC" porque "no da soluciones a un sector que agoniza".

Por su parte, Más Madrid ha tildado la ordenanza de "temeridad" por "estar basada en una modificación del reglamento de la Comunidad que ha sido anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid". Según el concejal José Luis Nieto, esto derivará en inseguridad jurídica. Entre las enmiendas reclamadas por la formación se encontraban limitar la convocatoria de eurotaxis al seis por ciento y transformar la licencia por puntos para que se penalice solo al conductor y no al titular de la licencia. A su juicio, la nueva normativa lleva a "la más absoluta precarización" del servicio y deja al colectivo "a los pies de los caballos de Uber y Cabify".

Carabante ha dado la réplica a todas las acusaciones de la izquierda en el Pleno. Sobre la licencia por puntos, ha recordado que la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres de la Comunidad de Madrid "dice que el responsable de las infracciones es el titular de la licencia y no el infractor", por lo que no es posible desde el punto de vista jurídico el cambio que pide Más Madrid.

El dirigente 'popular' también ha explicado que la competencia para regular las VTC la ostenta el Gobierno regional y no el local. Además, ha aclarado que si la Justicia tumba de manera definitiva la modificación del reglamento autonómico del taxi solo afectaría a dos artículos de la ordenanza municipal. "Están perfectamente aislados para que no tenga impacto en el resto", ha precisado.

Por su parte, Vox ha hecho hincapié en la función de servicio esencial que han cumplido los taxistas durante la crisis sanitaria. "Les falta trabajo, pero también ayudas", ha reivindicado el concejal Fernando Martínez-Vidal antes de señalar que "el 90 por ciento del sector considera que el Ayuntamiento los tiene abandonados". Pese a que no se han recogido algunas de sus reclamaciones, como que lleven rótulos luminosos al igual que los taxis de Barcelona o Zaragoza, han dado su apoyo a una ordenanza "que quizá no sea la ideal, pero sí mejor".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios